fbpx

Transición de equipos Rooftop a Sistemas VRV

Climatización

En el mundo de la climatización, la búsqueda de la eficiencia y la estética se entrelazan para transformar no solo el funcionamiento, sino también la apariencia de los entornos urbanos. En esta línea, cada vez más empresas y edificios están optando por cambiar sus sistemas de climatización Rooftop por las soluciones innovadoras que ofrecen los sistemas VRV (Volumen de Refrigerante Variable).

En esta línea, el Aeropuerto de Concordia ha optado por cambiar el proyecto original de climatizar los ambientes con equipos Rooftop, justamente, por las soluciones innovadoras que ofrecen los sistemas VRV (Volumen de Refrigerante Variable) de la reconocida marca LG.

Los equipos Rooftop, aunque eficientes en su funcionamiento, pueden presentar limitaciones estéticas y ocupar un espacio visual considerable en los techos de los edificios. En contraposición, los sistemas VRV, conocidos por su diseño modular y su capacidad para adaptarse a diversas necesidades de refrigeración y calefacción, ofrecen una alternativa estilizada, de alta eficiencia energética y además largos recorridos de cañería, específicamente diseñada para las exigencias de un entorno como el del aeropuerto.

La transición hacia los sistemas VRV no solo responde a una preocupación por la estética, sino también a una búsqueda de soluciones sostenibles y más eficientes en términos energéticos. Estos sistemas permiten una gestión más precisa de la temperatura en diferentes zonas, lo que resulta en un menor consumo de energía y, por ende, en una reducción significativa de costos operativos a largo plazo.

En el proyecto original se planteaba la colocación de uno o más equipos en un alero en la fachada del edificio, por ello, se optó por un cambio en el sistema de climatización por un sistema VRV de la marca LG, por su capacidad para integrarse de manera discreta en la estructura existente del aeropuerto.

Además, la versatilidad de los sistemas VRV los convierte en una opción ideal para una amplia gama de edificios, desde residenciales hasta comerciales e industriales. Su capacidad para integrarse de manera discreta en estructuras existentes, sumado a su funcionamiento eficiente y silencioso, los posiciona como una elección atractiva tanto para propietarios como para arquitectos preocupados por la estética y la funcionalidad.

Paula Engelberger

Scroll al inicio