fbpx

Bolsa de Comercio de Santa Fe

Patrimonio

Desde sus inicios, la Bolsa de Comercio de Santa Fe compartió con el Club Comercial, el edificio ubicado en la actual calle San Martín 2231. Desde entonces la obra concebida por el arquitecto Domingo Tettamanti en el año 1910, constituye un referente urbano de alto valor histórico arquitectónico, un destacado ejemplo de la tendencia ecléctica y símbolo de los imaginarios urbanos y sociales del grupo humano que le dio origen.

La actual sede de la Bolsa de Comercio, fue inaugurada en el año 1912, como nueva casa social del Club Comercial de Santa Fe. Tettamanti, socio del Club, realiza el proyecto y presupuesto para la licitación. La construcción es adjudicada al reconocido constructor del medio señor Juan Beltrame.

Con una destacada ubicación en la arteria más prestigiosa de la ciudad, el edifico se levanta en un profundo lote sobre la vereda oeste, entre las calles Mendoza y Salta. Ajustado a las dimensiones del lote, angosto y profundo, de 16 metros de frente por 61 metros de ancho, la obra se desarrolla en dos plantas. En la planta baja se localiza el ingreso al Club, flanqueado por dos locales comerciales cuyas vidrieras abren a la calle, por detrás se ubican depósitos y las viviendas que, presumiblemente, eran arrendadas por los dueños de los negocios.

El salón principal en planta alta, al que se accede a través de una lujosa escalera, ocupa todo el frente, abriendo sus grandes ventanales hacia un balcón corrido que recorre la fachada. Puede inferirse que su función original alternaba entre sala de asambleas y salón de fiesta. Frente a él, hacia el borde opuesto de la escalera, se ubicaba la “sala de conversación” que luego se transformara en la nueva sala de lectura.

La fachada, de recargado eclecticismo, lleva el sello indiscutible de su proyectista, manifestando el gusto por la profusión de elementos decorativos y simbólicos, muy propio de la alta burguesía de principio del siglo XIX. Conformando una “fachada telón” sobre la línea de edificación, se organiza siguiendo una típica estructuración clásica tripartita de basamento, desarrollo y coronamiento.

Siguiendo los cánones clásicos, el conjunto presenta una clara simetría especular, cuyo eje ordenador coincide con el centro de la composición. Este eje queda enfatizado por el paño medio, que contiene los elementos de mayor carga simbólica, como el ingreso principal, la escultura alegórica y el remate del coronamiento. 

No es casual que el repertorio lingüístico preferido para representar al Club haya sido el “eclecticismo”, código figurativo portador de status social e institucional. Tampoco lo es la elección del profesional, el arquitecto Domingo Tettamanti, uno de los más conspicuos representantes de este “lenguaje” en la ciudad de Santa Fe a principios del siglo XX.

Fuente: Informe FADU-UNL. Arq. Silvia Bournissent

Paula Engelberger

Scroll al inicio