fbpx
Ramiro Reiss - Director de Haimovich Concesionarias

“La política entrerriana tiene que poner en caja los monstruosos gastos del sector público”

Haimovich Consesionarias - Paraná

La empresa es concesionaria de las marcas Toyota y Volkswagen para Entre Ríos.

0
Balance 2023
0
Perspectiva 2024

Fue un año de muchísimo trabajo y no se tradujo el esfuerzo en los resultados finales. Apenas fue regular. El impacto de la altísima inflación afectó fuerte. No pudimos planificar ni a mediano plazo y todo el tiempo fue trabajar el día a día. Apenas pudimos mantener el nivel de actividad y con un escaso crecimiento en ventas (7%), algo más en taller (9%) y en personal (12%). La inflación hacía que la gente gaste los pesos, con una brecha cambiaria altísima y ni así se pudo crecer. A nivel país, el Gobierno mantuvo un dólar ficticio muy bajo (hace que los autos sean atractivos), pero tampoco se pudo lograr porque había restricciones a la disponibilidad de importación de piezas para producir y autos terminados para vender. El balance del año termina siendo peor con el sinceramiento de la economía y las distorsiones monstruosas y una pobreza por encima del 45%.

Vivimos con atraso tarifario, atraso cambiario, brechas altísimas, precios atados y así y todo con una pobreza histórica en el país. Ahora, con el sinceramiento necesario de la economía para salir de este espiral generador de pobres, estamos pagando las consecuencias de todos estos años.

El impacto de los cambios va a ser muy negativo en una primera instancia por las distorsiones macroeconómicas que se sinceran de golpe. Después de las primeras medidas, con una devaluación real del 119% con el impuesto PAIS a las importaciones, más el precio de los vehículos como las autopartes que se importan están dolarizados y acusan ese impacto. Las automotrices al otro día subieron un 25% los precios y todavía hay un recorrido de incrementos importantes para adelante. Debido a esto, los ingresos no se acomodaron y tendremos meses muy difíciles porque las ventas van a caer fuertemente.

Como siempre en nuestra política, el personal es la última variable de ajuste en nuestra empresa. Como en otras crisis, absorberemos los quebrantos necesarios para mantener los puestos de trabajo. Esperamos que los servicios que damos no caigan tanto y sufriremos el impacto de las caídas en las ventas. Las fábricas esperan que sean en los primeros meses y después un repunte. Nuestro sector terminará con 440.000 vehículos patentados en 2023. Pensar que supimos tener un promedio de 750.000 autos por año. Acumulamos ya varios años de niveles bajos de ventas y sabemos que hay varias actividades que están necesitando renovar sus flotas para seguir trabajando y esto pueda ayudar a la recuperación del mercado.

La preocupación está en el nivel de precios que tengan los vehículos y nos cueste muchísimo vender esas unidades.

Entre Ríos tiene mucho por hacer. Como en la Nación, hay que poner en caja los gastos del sector público que son monstruosos para la productividad que tiene la Provincia. Si se hacen esos ajustes en la política, es necesario generar las condiciones para darle competitividad al sector privado, para que aparezcan las inversiones y más puestos de trabajo genuinos. Eso no se logra con la actual productividad del sector público; no se logra con las cámaras legislativas y los contratos que siguen existiendo; o con las empresas del Estado llena de funcionarios; o con una Caja de Jubilaciones y un déficit que se agiganta cada día. Si no se corrigen todas esas distorsiones es imposible que Entre Ríos pueda bajar impuestos y brindar una competitividad similar al resto de las provincias. De una vez por todas, para mejorar la calidad de vida de todos los entrerrianos, es necesario tomar las medidas a nivel gobierno. Hace más de 20 años que Entre Ríos no para de caer en todos los indicadores respecto al resto de las provincias y del país. En el rubro nuestro lo vemos, Entre Ríos históricamente representó el 3,6/3,7% del total de los patentamientos del país, hoy apenas se llega al 2,5%. Esto demuestra la pérdida de competitividad gradual y constante de la provincia.

Paula Engelberger

Scroll al inicio