fbpx
Federico Eberhardt - Gerente General Banco BICA

“El sector financiero vivió un año único”

Banco BICA – Santo Tomé

Banco regional sólido, ágil, innovador, sustentable y tecnológico con un fuerte compromiso de cercanía con los clientes.

0
Balance 2023
0
Perspectiva 2024

La verdad que ha sido un año para poner en un cuadro, muy bueno. Después, hay que entender por qué. Fueron una maratón, donde en los 100 metros fuimos primero. Ahora, sabemos muy bien que el año que viene será cuesta arriba.

Fue muy bueno porque nuestros clientes nos siguieron apoyando, con resultados muy buenos; el personal trabajo en un clima sin mucho stress; no hubo conflictos ni gremiales ni complejos con ningún organismo técnico. Muy particular en un país que le fue muy mal. Y esta es una particularidad del sector. El sector financiero vivió un año único. Y sabemos que la factura hay que pagarla en el futuro y va a llegar.

Nosotros en el Banco Bica tuvimos una relación de eficiencia y rentabilidad que nos permitió superar a la media del mercado. Tuvimos, mes a mes, un mayor equilibrio en nuestras posiciones. Atendimos a más personas y más empresas, y conseguimos más depósitos mejorando la rentabilidad.

En los cambios que se vienen en el país, los bancos deberán volver a su rol tradicional. Y eso es ingresar a un mercado que se ha achicado. La competencia será desalmada. Hasta ahora, se trabaja distendido y en armonía. Con las nuevas definiciones que aparezcan, los bancos volverán a la competencia a un mercado más pobre, menos dinámico, golpeado y donde todo será más difícil.

El banco se mantendrá estable con su planta de personal el año próximo. El crecimiento es en base al uso de la tecnología. Las expectativas pasan por mantener nuestra competitividad, en un año donde eso se va a exacerbar. Debemos ser más eficientes y mantenernos al día con la tecnología. Ese es el gran desafío, sostener la tecnología porque jugará un papel preponderante. Hoy estamos bastante bien en este punto. Tenemos las herramientas que en general se disponen en el mercado y sumamos algunos productos a medida para clientes particulares que nos han dado un muy buen resultado.

La principal preocupación para 2024 es cómo afrontar ese mercado con una perspectiva recesiva. El país tendrá un año con muchos meses de niveles de actividad menores al actual, donde las oportunidades de negocios serán escasas. Los individuos tendrán flujos de fondos comprometidos por necesidades básicas y las empresas tratarán de sostener actividades que en promedio serán de menor actividad. En ese escenario habrá que ser muy eficientes y competitivos. Por eso creo que no tendrá nada que ver con el 2023. Firmamos por un año de 6 puntos, apenas aprobado, y con eso podemos darnos por satisfechos.

Paula Engelberger

Scroll al inicio