fbpx
Andrés Sborovsky - Presidente del Grupo Dilfer

“El secreto para transitar el año que viene será la eficiencia”

Grupo Dilfer - Concordia

El grupo integra las empresas Consumax (tarjeta de crédito no bancaria), Nexon (retail) y Las Rosas (ganadería).

0
Balance 2023
0
Perspectiva 2024

Claramente es un año difícil para hacer un balance como Grupo Dilfer, pero por suerte existimos como Grupo. En el caso de Consumax fue muy complejo. Estamos en una industria donde estos años con inflación le pegan de lleno y desde varios aspectos: desde el balance, por el ajuste por inflación. Tenemos tasas máximas reguladas por el BCRA y cuando los niveles de inflación se disparan a estos niveles, la cuenta queda desde muy finita a negativa. Nos queda apalancarnos en nuestras grandes fortalezas que son una cartera de clientes muy cuidada y una gestión de riesgo muy finita para mantener los niveles de cobranzas altos y de incobrabilidad muy baja. Son años en los que jugamos a la defensiva.

Y por otro lado tenemos Nexon con los artículos para el hogar, donde sí tenemos algunas herramientas para defendernos de la inflación que es la mercadería y el amplio stock que siempre nos caracterizó. Y lo otro fue la buena relación que tenemos con los proveedores que, en un escenario de escasez de mercadería, tuvimos un buen inventario. Seguimos creciendo en el mercado digital y no hemos llegado al techo. Estamos cambiando un poco la estrategia y potenciando la sinergia entre nuestras dos unidades de negocio donde ayudamos a bajar la barrera de ingreso al canal digital con las sucursales de Consumax. En esos lugares que no está físicamente Nexon, se lo asiste al cliente y se le muestra para que pueda comprar on line. De esta manera la gente sabe que tiene un lugar físico para hacer un reclamo o pedir asistencia y lo deja mucho más tranquilo.

Los cambios que pueden darse con el nuevo gobierno son de corto y largo plazo. Los primeros es que haya desabastecimiento de algo, incertidumbres y ciertas restricciones. Después, en el mediano y largo plazo se abren nuevamente algunas oportunidades de la importación de mercadería y conseguir gente que fabrique nuestras marcas en el país y afuera. Eso será positivo para el consumidor porque se acomodarán algunos precios que tienen barreras paraarancelarias, y este gobierno manifiesta la voluntad de quitarlas o, al menos, achicarlas.

Estamos siendo muy precavidos para 2024. Parte del secreto para el año que viene –que será un año muy duro- es la eficiencia: mantenerse con estructuras de costos bajas, cuidando no derrochar la luz, no pagar alquileres demasiado altos, no tener más personal del necesario. Eso nos da la tranquilidad de que podremos competir en un escenario donde la alta inflación vino para quedarse por bastante tiempo, inexorablemente.

En ese contexto tenemos expectativas mixtas. Para Nexon habrá más fluidez de mercadería que estaba muy trabada y será bueno. Mientras tengamos reposición podremos vender. Sí tendremos que estar muy ágiles con los precios. Nuestra intención siempre será vender-reponer-vender. En la parte financiera, con inflaciones entre el 20 y 40% de base, donde también es necesario poner nuestra utilidad, y lo hace muy difícil a que podamos expandir el crédito. Va a ser necesario el crédito, pero deberemos esperar un poco más para expandirlo.

Y como preocupaciones principales, tengo mis dudas de que la sociedad completa haya comprendido el mensaje que está dando esta nueva dirigencia y que estemos dispuestos a asumir en conjunto los costos y dolores que llevará esto para lograr el cambio definitivo y reducir el déficit fiscal, para pasar a ser un país productivo y competitivo. Si no estuviésemos dispuestos, creo que a veces es mejor no iniciar ese camino. Hoy lo estamos haciendo y mi preocupación personal es aventurarnos en algo que a mitad de camino quede trunco y nos puede hacer más daño. Lo otro son los niveles de inflación, y que eso lleve a una conflictividad social que nos saque de eje de a dónde estamos apuntando como país.

Entre Ríos debería trabajar en crecer. Hasta que no crezcamos fuertemente no podremos ser competitivos. Hoy Entre Ríos es la provincia fiscalmente más cara del país y no lo digo yo, es información de varias entidades y no una opinión. Concordia, Paraná y Gualeguaychú son las ciudades más caras del país también, con las tasas. Y mínimamente a nivel nacional todos competimos en el mismo país, nos queda una cancha inclinada con los tributos que nos deja en inferioridad de condiciones para competir. La única salida para salir de esto es creciendo fuertemente, para estar a la altura de Santa Fe o Córdoba, y no tenemos motivos para estar más atrasados que ellos.

Paula Engelberger

Scroll al inicio