fbpx
Adàn Bahl, precandidato a Gobernador de Entre Ríos
ADÁN BAHL

“Otros pueden dar diagnósticos, nosotros podemos mostrar resultados”

—Primero, ¿qué es lo que le preocupa para el 11 de diciembre?

—En lo personal… no me preocupa. No tengo miedo de ganar las elecciones porque sé que desde el primer momento voy a ir a resolver los problemas, a poner la impronta, a trabajar… no me preocupa la situación de la provincia, todo lo contrario, porque está en equilibrio, está en marcha, hay muchísimas cosas para mejorar, para dar un salto de calidad, pero me siento seguro porque conozco cómo funciona, me siento seguro porque conozco a la Provincia, porque tenemos un equipo.  A veces me dicen “¿por qué decís que no tenés miedo de ganar?” Bueno, concretamente yo no. Creo que otros candidatos deberían tener miedo de ganar porque no tienen ningún tipo de solvencia con respecto a una estructura que les permita tomar decisiones y avanzar desde el primer momento. Me da toda la sensación que eventualmente van a llegar y van a estar improvisando permanentemente.

—Usted dice... “la provincia está solvente”, ¿es tan así? ¿está solvente?

—Está ordenada, tiene un superávit fiscal primario, tiene un endeudamiento en dólares que es manejable…

Beto Bahl

Hay que ser más eficientes, sobre todo en la aplicación de los recursos, no que llegue el fin de año y que queden partidas presupuestarias sin ejecutar. Eso no es eficiencia, todo lo contrario

—Cuyos vencimientos van a caer completos en la próxima gestión...

—Totalmente, totalmente. Pero tiene una situación que es manejable a largo plazo. Por supuesto que todo lo que se pueda desarrollar va a depender mucho de qué manera crezca el país. Creo que la economía del año que viene tiene una perspectiva de ser mejor, sobre todo con el acompañamiento del sector primario, que interpreta va a tener mejores condiciones. La matriz energética ya no va a ser tan demandante en la aplicación de dólares. Esos dólares tienen que aplicarse concretamente a la producción, así que, si hay un proceso de crecimiento, un proceso virtuoso, la provincia va a estar muy bien. Está preparada para lo que el mundo demanda, que es alimento, que es talento, que es conocimiento… Así que sí; yo lo veo bien y equilibrada y creo que es una muy buena plataforma para aplicar la expertise y la visión que tenemos como equipo.

—El problema del Presupuesto de Entre Ríos es que solo queda el 2 o 3% solamente libre para hacer algo. Y una provincia con tan pocos recursos para intervenir en la economía es lo que ha venido complicándola en todo este tiempo.

—Pero eso ha sido siempre así; este gobierno ha tenido una política de recursos humanos austera, no se ha dado a la constante de otro gobierno de crecimiento personal. Nosotros en la ciudad de Paraná tenemos muchísimo para mostrar, también pudimos lograr mayores resultados porque la situación era mucho más caótica. De todos modos, muchos de los recursos que se aplican justamente son para garantizar derechos: derechos a la salud, derechos a la seguridad, derechos a la educación. Así que si uno mira cuánto hay para aplicar al desarrollo de la economía, puede que sea necesario ser más eficientes. ¿Cuánto hay para aplicar al desarrollo de infraestructura?, hay que ser más eficientes, sobre todo en la aplicación de los recursos, no que llegue el fin de año y que queden partidas presupuestarias sin ejecutar. Eso no es eficiencia, todo lo contrario.

¿Qué sabe de Inteligencia Artificial?

Lo que estamos viendo. Sí, estamos apostando fuerte a lo que es el desarrollo de empresas de base tecnológica para que se radiquen en nuestra ciudad. Se determinó legalmente el Distrito del Conocimiento; con una política fiscal; el año pasado logramos una transferencia de tierras importantes a la municipalidad y todo lleva su tiempo. Estamos en proceso de adjudicación para la construcción del edificio madre de 6.000 metros2 para que empresas de base tecnológica que se desarrollen y se instalen concretamente en la ciudad, aprovechando lo que tenemos que es el nivel emprendedor de empresas que ya desarrollan software. También con las universidades y los municipios que acompañan. Son cosas que vienen, son cosas que generan fuentes de trabajo, son cuestiones que generan divisas que necesita la Argentina y que los gobiernos, tanto locales como provinciales tenemos que acompañar.

Lo que Internet demoró 30 años a la inteligencia artificial solo le llevará 5 años para estar en todo, y ese es, precisamente, el período de tiempo del próximo gobierno.

Sí, sí, sí. Habrá que ir viendo cómo evoluciona, pero creo que nosotros no podemos mirar para otro lado, tenemos que mirar con mucha atención, acompañarnos en este proceso con las universidades que tienen el conocimiento apropiado y trabajar en conjunto en ese sentido.

—¿Se puede crecer desde Entre Ríos sin necesidad de Nación? Porque siempre la excusa es que dependemos de Nación en buena parte de los recursos. Entonces, si la situación nacional no acompaña, Entre Ríos no puede crecer. Y así nos convertimos en la hermana pobre de la Región Centro, o como digo, antes nos comparábamos con Mendoza y hoy estamos más cerca de Formosa.

—Yo tengo que tener en cuenta que de cada 100 pesos que entran al presupuesto 70% vienen de la Nación, por lo tanto, hay una situación de dependencia. ¿Por qué? Nuestro sistema, entre comillas, federal, hace que gran parte de los recursos queden concentrados. A medida que tengamos un gobierno nacional como el actual, que federaliza los recursos y acompaña con obras de infraestructura, permite que las provincias puedan crecer, no solamente Entre Ríos, sino absolutamente todo el país. Con respecto a “la hermana pobre”, yo disiento porque nosotros no nos podemos comparar con Santa Fe; somos una parte de lo que es la provincia de Santa Fe, somos una parte de lo que es la provincia de Córdoba, y hay cosas que no se pueden comparar en términos absolutos una provincia con respecto a la otra. Nosotros tenemos nuestras fortalezas, Córdoba tiene sus fortalezas, la provincia de Santa Fe tiene sus fortalezas, pero hablar de provincia o hermana pobre, es casi como no valorar el esfuerzo que hacen miles y miles de entrerrianos todos los días para producir y generar valor agregado.

—El costo que demanda hoy el Estado es parte de la demanda que reclamamos nosotros sobre sueldos públicos... ¿Con cuántos funcionarios se hace un gobierno hoy?

—Depende, depende… Yo puedo contar lo que hice en la Ciudad de Paraná. Después de la gestión macrista anterior de Paraná, cuando yo entré, pregunté: “¿Cuántos funcionarios tiene la Municipalidad?” Y sonrientemente me dijeron: “todos lo que usted quiera, intendente”. Digo… “¿cómo todo lo que usted quiera?”. “Sí, no hay problema”. Ni siquiera lo tenían presupuestado. Podían ser 100, 1.000… no había problema. Obviamente se manejaban de una manera totalmente informal al presupuesto, lo que literalmente rozaba el delito. Nosotros instrumentamos un número, que es un límite presupuestado. Estimamos un número también de lo que es la planta. Estimamos un número también de lo que son los Contratos de Servicios. Y hoy podemos mostrar que cuando ingresamos al municipio, de cada 100 pesos que entraban al municipio, 83 pesos iban para sueldo. Hoy, de cada 100 pesos son 46 para sueldos. Eso muestra eficiencia, eso muestra eficacia y es mostrar también decisión política para administrar los recursos humanos. Ahora, si uno analiza el funcionamiento del Estado, tiene que tener un número importante… sin que eso signifique que tenga que ser un número tan importante que llame la atención o que genere algún tipo de desequilibrio. Porque, a ver, lo de los funcionarios es algo más gestual. Tienen que ser la cantidad suficiente para que estén bien pagos y para que sean personas que lleven adelante una gestión eficiente. No es una cuestión de acumular, acumular. Eso sería gasto; no sería inversión. Y no se tendrían los resultados. Hay que buscar un equilibrio justo. Hoy, nosotros en la Municipalidad de Paraná, tenemos aprobado presupuestariamente 170 y creo que debe haber 140 funcionarios. En la provincia, los números exactamente no los conozco, pero quienes me conocen saben que sobre eso soy muy restrictivo.

¿En qué piensa distinto al resto?

Creo que si uno busca alguna síntesis… nuestro proceso de Marca Ciudad fue esa síntesis virtuosa, donde pude ver que todas las instituciones de Paraná, junto con nuestro equipo y a través del Consejo Asesor, pudimos ponernos de acuerdo en al menos 5 o 6 temas, lo que es muy bueno porque podemos concentrar la energía. Con respecto a lo que es la política en general, soy una persona muy simple, de trabajo, con mucha practicidad. Le decimos a la gente la verdad siempre, aunque a veces no le guste o le duela. Eso nos ha permitido ir recuperando la confianza del paranaense, en este caso en su propia institución, que ha sido la municipalidad. No sé si es algo distinto, pero creo que es una forma que tienen que tener todos los partidos políticos para recuperar la confianza de la gente y para poder trabajar en conjunto. Creo mucho en el diálogo, en ponernos de acuerdo en lo mínimo que podamos y ponerle energía a eso; no a pelearnos, no a discutir… la energía es una sola, tenemos que ponerle cosas positivas y los resultados aparecen, como efectivamente han aparecido aquí en la ciudad de Paraná donde tenemos un crecimiento claro del empleo, donde tenemos condiciones en nuestra ciudad que nos hacen sentir orgullosos, que podemos disfrutar.

—El año pasado conseguimos un archivo del Presupuesto que nunca aparece... con todos los sueldos y donde el gobernador, en septiembre, tenía una remuneración de 515.000 pesos. Había una cantidad de otros funcionarios que ganaban mucho más. Ni hablar de legisladores o el Poder judicial... en una provincia que no tiene recursos para esos sueldos.

—Bueno, yo no sé lo que cobran los legisladores de otras provincias. De todos modos, es una herramienta que pasa exclusivamente por la legislatura. Ni hablar de Poder Judicial. Indudablemente, si uno mira la responsabilidad que tiene el gobernador…

—Debería ser la persona con el sueldo más alto de la provincia, sin embargo, no es así.

—No. No es así en los organismos descentralizados, porque algunos tienen convenios propios, diríamos, que no son los convenios habituales, sobre todo en el sector energético se ve claramente eso. Después, Tribunal de Cuentas está muy atado a lo que es la evolución de la Justicia, que a su vez está atada a la evolución de la Corte Suprema de la Nación.

Yo creo que esas cosas tienen que ir transparentándose. A veces hay resistencia de los propios legisladores de ambos espacios políticos. Debería transparentarse y de esa manera generar ante la sociedad una proyección de imagen de transparencia que tenemos que tener todos, porque todos administramos cosas públicas.

—Eso se puso por la Ley de Enganche en 2011 y se puede sacar también por ley.

—Por supuesto. Pero bueno, reitero… muchas veces eso puede ser cuestionado hacia una persona o hacia un partido, pero si es por Ley han sido todos los partidos solidariamente responsables de lo que hoy tenemos.

—Y eso repercute directamente en la Caja de Jubilaciones.

—La Caja de Jubilaciones, en la proyección de este año, tendrá un déficit de unos 100.000 millones de pesos, en los números a marzo por lo menos, que fue la última vez que lo miré. Hay aproximadamente 61.000 jubilados, 155.000 pesos de promedio, y los sueldos van desde 100.000 a 3.000.000 de pesos. Ahí se puede saber claramente cuáles son unos y cuáles son otros. Creo que hay que mejorar muchísimo el sistema de funcionamiento. Se ha mejorado muchísimo. Habrá que estudiar la ley, pero no una parte, sino todos los artículos de manera conjunta. Hay que tener en cuenta que la ley también tiene un atraso por la evolución de la longevidad de las personas. Así que creo que es una responsabilidad de todos los partidos y de todos los entrerrianos. Eso no significa que haya que ir a quitarle derechos al trabajador. Yo creo que hay que trabajar para garantizar los derechos del trabajador.

¿Va a votar tranquilo su lista de diputados provinciales?

¿Los nuestros? A ver, déjame pensar… sí, sí, sí… totalmente. Si bien podría decirse que en algunos aspectos han sido algunas situaciones por acuerdo, siempre se priorizó la representatividad de las personas para con un sector o para con una región. Es una lista colectiva y yo no tengo ninguna duda de que la lista de diputados la voto completa, totalmente.

¿La legislatura no es lo que más se tiene que transparentar?

Yo no sé por qué se piensa tanto que hay tantas cosas escondidas en la Legislatura. Hay que conocerla, hay que transitarla. Yo creo que hay que abrirse y que toda la información tiene que estar disponible, como la tenemos en los ejecutivos…

Acceder a saber quiénes son los contratados es casi imposible

Eso es algo que me parece un error. Nosotros, en la municipalidad tenemos una cantidad de personas contratadas y nos han pedido muchísimas veces de manera directa la información. Y la hemos presentado sin que hayan tenido que acudir a la vía judicial. La información debe ser pública y en la medida que esas personas presten algún tipo de servicio o tarea para la cual ha sido contratada no debería llamar la atención. Yo creo que esas cosas tienen que ir transparentándose. A veces hay resistencia de los propios legisladores de ambos espacios políticos. Debería transparentarse y de esa manera generar ante la sociedad una proyección de imagen de transparencia que tenemos que tener todos, porque todos administramos cosas públicas, estamos cuatro años y somos susceptibles de ser controlados y de ser denunciados. Así que, si uno muestra las cosas, muchísima más tranquilidad para el que gobierne.

—Lo que pasa es que esa Caja de Jubilaciones está siendo financiada por Rentas Generales, a las cuales aportamos quienes no tenemos nada que ver con el empleo público.

—Y obviamente, cuando uno habla de 100.000 millones de pesos de déficit, está hablando de que hay que atenderlo por Rentas Generales. Reitero, no es una situación actual. Es una situación que viene de muchos años. Y va continuando o se va a ir ampliando en el tiempo en la medida que las variables sigan siendo las mismas y no van a resolverse mágicamente. Por eso creo que eventualmente de analizarse, es una responsabilidad que implica a todos los partidos, porque hay que hacerlo por ley, teniendo en cuenta que lo que se mire tiene que ser interpretado como una cuestión para defender el futuro de los trabajadores y no necesariamente ir en otro sentido.

Caja de jubilaciones Creo que es una responsabilidad de todos los partidos y de todos los entrerrianos. Eso no significa que haya que ir a quitarle derechos al trabajador.

La sábana de Adán Bahl

Vicegobernadora de Entre Ríos, nacida en Victoria. Es hija del ex intendente de esa ciudad, Juan Carlos Stratta. Inició su carrera profesional en el Senado de la Nación. Luego impulsó el Banco de la Buena Fe en Paraná. Fue diputada provincial y luego ministra de Desarrollo Social en la primera gestión de Bordet. 

Hijo del ex intendente de Concordia Juan Carlos Cresto y nieto del ex gobernador Enrique Tomás Cresto. Abogado. A los 28 años asumió como diputado provincial. Luego fue secretario de la Gobernación para la Región Salto Grande. Senador provincial, intendente de Concordia y presidente del ENHOSA. Fue electo diputado nacional en 2021, pero no asumió el cargo.

Trabajó como docente. Es la esposa del gobernador Gustavo Bordet y presidenta de la Fundación del Instituto del Seguro de Entre Ríos.

Productor agropecuario. Se incorporó a la política en el 2003 como diputado provincial. Luego fue intendente de Gualeguaychú, volvió como diputado provincial, diputado nacional, ministro de la Producción. Actualmente es secretario de Agricultura y Ganadería de la Nación.

Contadora. En el 2005, a los 27 años ingresó al sector público. Fue funcionaria del Ministerio de Gobierno y del Senado de la provincia, en ambos casos junto a Adán Bahl. Es viceintendenta de Paraná.

Fue encargado de la Isla Puerto en la gestión de Eduardo Lauritto. Actual jefe de gabinete de la Municipalidad de Concepción del Uruguay

Es diputada provincial desde el 2019. Antes fue concejal de Paraná. Militante y referente de la agrupación La Cámpora. (repite)

Oriundo de La Paz, actualmente es diputado provincial. Es hermano del ex vocal del Superior Tribunal de Justicia, Emilio Castrillón. Es abogado. (repite)

Actual viceintendenta de Gualeguaychú. Nació en la República Oriental del Uruguay. Antes del actual cargo fue directora de Producción y Desarrollo Económico de la Municipalidad de Gualeguaychú.

Actualmente es diputado provincial. Es un hombre de confianza de Adán Bahl. Fue prosecretario del Senado entre 2015 y 2019. (repite)

Es diputada provincial. Fue intendenta de Feliciano entre 2011 y 2019. (repite)

Delegado de Vialidad Nacional en Entre Ríos. Fue diputado provincial por el Frente Entrerriano Federal, liderado por Jorge Busti. Fue candidato a intendente de Nogoyá en 2019, pero perdió las elecciones.

Directora de Desarrollo Humano en la Municipalidad de Diamante. Fue concejal por el PJ entre los años 2011 y 2019. Es abogada.

Es nieto de Carlos María Scelzi (tres veces intendente de Concepción del Uruguay). Hijo de Carlos José Scelzi, ex diputado provincial y dirigente del PJ uruguayense. Fue director del Instituto Portuario de Entre Ríos.

Secretaria adjunta de UPCN Entre Ríos. Tiene una extensa trayectoria en el gremio de empleados estatales junto al ex diputado provincial José Allende.

Nació en Viale. Fue presidente del Instituto Becario Provincial en la última gestión de Jorge Busti. Fue diputado nacional entre 2007 y 2011 y ahora, es diputado provincial desde 2015. (repite por tercera vez)

Es intendenta de Ceibas, en el departamento Islas. Es hija del senador Daniel Olano, que fue dos veces intendente. Fue funcionaria municipal en la última gestión de su padre.

Intendente de la ciudad de Federal desde el año 2015. 

—¿Vialidad? ¿Qué hacemos?

—Más eficiente. Yo creo que la parte de lo que es obras por contrataciones es algo que funciona relativamente bien y el problema está en la conservación. Cada vez que voy al campo si hay algo que me plantea la gente que vive en el campo y que produce en el campo es el camino. Nosotros tenemos un modelo de ejecución, donde nos imaginamos trabajar en conjunto con el sector, concretamente el estado provincia y las comunas y juntas de gobierno, para el mantenimiento y la conservación de los caminos. Hay que ver los caminos como infraestructura, hay que ver las cuencas porque muchas veces el agua de los campos termina en el camino y se hace muy difícil de mantener. Creo que se puede buscar una metodología de trabajo que sea mucho más eficiente. ¿cómo lo vamos a hacer? Bueno, como hicimos en Paraná. En Paraná cuando entramos, en la gestión anterior había 1.400 personas afectadas a la recolección de residuos, residuos que no se juntaban y hoy la basura en la ciudad de Paraná se junta con 110 personas y se juntan todos los días. Así que, para mostrar hechos similares efectivos, podemos mostrar concretamente los logros de la ciudad de Paraná… tal vez otros puedan dar diagnósticos; nosotros podemos mostrar resultados.

Paula Engelberger

Scroll al inicio