Vienen dos o tres años buenos para el arroz
Gustavo Francou, Presidente de la Cooperativa Arroceros de Villa Elisa

Villa Elisa. La Cooperativa Arroceros de Villa Elisa se especializa en la producción e industrialización de arroz, con la marca Noble en el mercado interno y varios destinos de exportación.


En lo comercial fue un año con muy buenos precios, pero con poca cantidad de arroz. Venimos de una campaña donde los rendimientos no fueron los esperados, ni los propios ni de los productores. Hoy queda muy poco stock que nosotros ya lo tenemos reservado para un negocio que tenemos con Brasil desde hace muchos años, pero si tuviéramos granos los estaríamos vendiendo. Brasil se quedó sin stock y ningún país del Mercosur pudo abastecerlo, por lo que tuvo que salir a comprar extra región, lo que hizo subir todos los precios. Respecto al balance económico no fue lo mismo, porque este año tuvimos todavía una alta carga de las tasas de interés de 2019.

La pandemia no afectó tanto nuestra forma de trabajar. Desde el primer momento hicimos y respetamos los protocolos y no tuvimos tantos contagios. Trabajamos con mucho cuidado y sin problemas. Tampoco fue un año de mucha capacitación. Quedó más relegado a algunas conferencias por Zoom.

Estamos convencidos que el productor nuevamente está creyendo en el arroz como un cultivo fiable, acá en la zona. Seguramente se sumará más tecnología e irá incrementando el área. Este año no se pudo hacer más por los problemas climáticos y de falta de agua durante la siembra, por lo que no se sembró todo lo deseado. Los negocios están, necesitamos más arroz y las expectativas son buenas de cara a las próximas dos o tres campañas. 

Como siempre, la principal preocupación es el financiamiento. Los bancos con la pandemia están más reticentes. Los anuncios van más rápido que el otorgamiento de crédito real. Nosotros financiamos a nuestros asociados el 100 por ciento de los insumos y nosotros necesitamos ese apalancamiento, que hoy no está ni en la banca estatal. Por otro lado, las cargas impositivas, tanto para la cooperativa como para los productores, son cada vez más altas. El pacto fiscal que se acaba de caer terminará con más suba de impuestos en la provincia, como siempre.

Estamos 20% debajo de nuestra línea de flotación
Carlos Zavalla, Presidente de Clínica Modelo SA