“Trabajamos mucho en hacer de la relación empleador/empleado algo más humano”

Mirko Bombieri, Director de Bombieri 

Bombieri es una empresa tecnológica de innovación digital que ganó este año el premio “Great Place to work”.


Nos fue bien este año. Nosotros veníamos de un proceso fuerte de crecimiento en 2017 y 2018, que luego se aceleró cuando finalizó la cuarentena. Este 2022 fue un poco más lento, pero positivo. Hubo dos factores claves en el año: por un lado, pudimos crecer levemente en facturación y ventas; por el otro, logramos algunos éxitos en la gestión de capital humano, como fue quedar primeros en el ranking de Great Place To Work en Argentina.

Este reconocimiento fue porque logramos bajar el índice de rotación voluntaria del personal a un 12.5% cuando veníamos de índices muchos más altos en un sector que promedia 38% anual. No fue un año con crecimiento de personas, comenzamos 43 y terminamos 43. Trabajamos mucho en hacer de la relación empleado/empleador un proceso más humano, donde la persona cumple con sus responsabilidades, pero no es tratada como un recurso, sino como una persona en todos sus aspectos.

Las ganas emprendedoras siguen firmes. Siempre me gusta buscar cómo hacer las cosas bien, lograr más eficiencia en los procesos. En lo personal no me gusta andar emprendiendo en muchas cosas nuevas, sino pensar en mejorar lo que hacemos nosotros.

Nuestros servicios se dividen entre un 45% de clientes que vienen con un problema detectado y bien definido, lo que hacemos ahí es hacer el desarrollo tecnológico más puro y duro, tipo commodity: desarrollamos software y entregamos el código fuente. También hay otro tipo de demandas que es más de asesoría sobre qué opciones tomar en cuanto a tecnologías. Acá estudiamos problemáticas de negocios y evaluamos alternativas, con desarrollo y seguimiento en el tiempo. Este es un proceso con mayor valor agregado.

Una de las inversiones que realizamos fue el desarrollo de un producto llamado “Braulio”, es un robot que permite automatizar muchas de las tareas administrativas cotidianas. Esto lleva inversión en investigación y desarrollo.

El 2023 nos muestra un contexto un poco extraño para las empresas tecnológicas. Crecimos de manera muy acelerada en el 2021 y el 2022 fue momento de parar un poco, con fuertes problemas geopolíticos y muchos cambios en el mundo cripto. Eso generó una serie de despidos masivos en el sector. Para nosotros la clave es entender bien el contexto, para poder hacer más con los recursos actuales.

Creemos que va a ser un año de crecimiento, por las conversaciones activas que desarrollamos este año, para concretar proyectos en los primeros meses del año. Si logramos un crecimiento neto del 10 o 15% por encima de la inflación, estaríamos conformes.

“La producción de huevo se estandarizó, por lo que la competencia está en los puntos de venta”