Nuestro principal objetivo fue cuidar al personal y sostener la empresa
Pablo Folmer, Gerente de José Folmer Comercial SRL

Crespo. Folmer es concesionaria de maquinaria e implementos agrícolas como Massey Ferguson, Deutz, Mainero y Agrometal entre otras.

 

Fue un año condicionado por la pandemia en cuanto a la actividad. Fue más complejo en los servicios y la entrega de la maquinaria. En cuanto a las ventas fue bastante bueno y superior al año anterior. 

La actividad agropecuaria en general siguió operando y esa fue la gran ventaja. Hubo muchos condicionamientos en cuanto a la disponibilidad de mercaderías y repuestos, transporte de la maquinaria para entregar, además de los protocolos de trabajo con el personal en concesionaria y las salidas a campo. No se pudieron hacer más viajes largos con estadías en hoteles. Se trabajaba en el día a día. Nuestro principal objetivo fue cuidar a nuestro personal y clientes, reduciendo al mínimo los riesgos de contagio y sostener la empresa. 

Los cambios que se produjeron ya venían asomando. Se hubieran producido igual, pero la pandemia aceleró todos los tiempos. Hubo mucha más comunicación con los clientes a través de las diferentes redes sociales y contactos telefónicos, menos entrevistas personales, restringidas a lo mínimo necesario. Eso, con clientes de años, significó una agilidad en el trato y creo que se puede mantener en el tiempo. Pero a todos nos gusta el trato personal y vernos cara a cara. El negocio de la maquinaria es de altos valores y a la gente le gusta definir las condiciones de la operación personalmente, aunque sea la última etapa de concretar la operación. Todos los pasos anteriores y posteriores pueden darse en forma virtual y puede seguirse así. 

Nosotros estamos tratando de capacitarnos en lo que es la transformación digital de una empresa. No en lo técnico sino en el para qué. En el concepto general. Hasta dónde va a llegar y en qué medidas nuestras actividades deben adaptarse para esas nuevas intenciones que se le proponen al cliente. 

En gran medida el 2021 será parecido a este año que termina, principalmente en torno a los condicionamientos sanitarios. En maquinaria agrícola los factores de precio de los cereales y de los productos agropecuarios en general tendrán una tendencia positiva que ayudará. Puede haber un condicionamiento en la disponibilidad de mercaderías por las restricciones que tenemos al dólar. Las expectativas son positivas por el panorama que se ve en el sector. Esperemos que de parte de los gobiernos no haya más condicionamientos ni trabas de las que ya tenemos hoy.

Y en cuanto a las preocupaciones, la estabilidad macroeconómica de Argentina y la necesidad de contar con financiación adecuada a las necesidades del productor. Estos dos factores son totalmente condicionantes del próximo año. El productor necesita renovar unidades. Es una actividad que demanda inversiones importantes y no se puede parar. Y para eso se requiere financiamiento. 

La preocupación principal para 2021 es el clima y la política
Héctor Bolzán, Presidente de Grupo Bolzán