Nuestra industria no tiene techo. Solo depende de nosotros
Agustín Arias, Gerente de Argeniss

Paraná. Argeniss es una empresa dedicada a la investigación y el desarrollo de software de clase mundial.

 

Fue un año complejo, pero pudimos crecer. Al principio estuvo complicado, pero con mucho esfuerzo, nivelamos la actividad hacia el final del año. No podemos negar que nos costó más que otros años y a nuestros clientes también. A nivel operativo costó mucho, nos impactó en ventas, pero pudimos salir adelante y crecer. Generamos más horas en Investigación y Desarrollo (I+D) y generamos más valor. Por la valía de la empresa y la resiliencia que mostramos este año, la calificación es muy buena.

Cuando llegó la pandemia, acabábamos de terminar la inversión y estábamos abriendo las nuevas oficinas. Ese mismo día tuvimos que cerrar. Nos generó una frustración bastante grande. Pasado ese momento, comenzamos a adaptarnos al nuevo contexto y readecuamos el hardware para que todos los que hacemos la empresa lo puedan tener en sus casas. A partir de ahí se trabajó desde lo emocional con cada uno de nuestros colaboradores, porque consideramos que es distinto el home office para alguien que tiene hijos, que para otros que viven en departamentos sin patios. En estas circunstancias, lo emocional es tan importante como otros factores tecnológicos.

Creo que nuestra actividad va a cambiar mucho en los próximos años. Siempre trabajamos en la empresa para que prime un criterio de libertad horaria: cada uno elige si venir o no y en qué horarios. Pero si elige trabajar en su casa, tiene que tener las mismas condiciones tecnológicas y ambientales que en la empresa. Por ejemplo, si estamos en una reunión no debe aparecer un perro ladrando. Es la misma responsabilidad y cada una la toma como debe tomarla. En el futuro cercano, el teletrabajo va a tener más protagonismo del que pensábamos antes de la pandemia. 

En relación a la capacitación, estamos muy interesados en los temas de comunicación de manera adecuada. Con el crecimiento de la empresa el mensaje tiene que ser más eficiente y para eso es necesario la comunicación corporativa. Con el teletrabajo esta cuestión es mucho más importante aún.

En cuanto a expectativas, en nuestro sector siempre son buenas. Todavía queda mucho por hacer, esta industria no tiene techo. Estamos buscando ser creativos, captar y retener el talento es una tarea diaria y constante. Si todo sigue con esta inercia, vamos a seguir bien. Con la cautela necesaria, porque el talento sigue siendo escaso, hay que ir mejorando como empresa, como organización y como marca creadora. Ese desafío depende de nosotros. 

En principio, por ahora no apuntamos a ser una mega corporación, pero sí queremos ser líderes del sector en la región.

El sistema educativo argentino se quedó en el tiempo
Elbio Woeffray, Socio Gerente de Meyco SRL