“Nos preocupa que en el 2022 no se pueda importar productos”

Gualeguay / Comercial Baci

Cristian Ciancio: Socio Gerente de Comercial Baci. Empresa representante, distribuidor y servicio técnico de marcas industriales como 3M, Yale, Kaeser compresores y Festo, entre otras.

Cerramos un muy buen año porque logramos concretar procesos internos que implicaron cambios en la estructura, como la mudanza a nuestras nuevas oficinas sobre la Ruta 12 e incorporamos una marca fuerte como Yale con toda su línea de autoelevadores. Tuvimos un buen nivel de ventas de varios productos para la industria y por todo eso fue un año positivo.

El principal problema fue operar con comercio internacional. En la empresa contamos con un 30 o 40% de este tipo de productos. Poder pagar al exterior y contar con los materiales en tiempo y forma fue muy complejo por las demoras burocráticas de siempre, a lo que se sumó el problema de la logística y la pandemia que afectó a los proveedores del exterior. El tema cambiario y los impedimentos de poder convertir pesos a dólares es desgastante para los empresarios que operamos con el exterior. Esto implica una reingeniería financiera extra. Estos temas diarios nos absorben un 30 o un 40% del tiempo solo para resolver estos problemas.

Nosotros que somos una pyme trabajamos al 90 o 95%. En nuestro caso incorporamos personal el año pasado con la mudanza de la empresa y por eso este año trabajamos casi a pleno. Hay una necesidad de tomar nuevo personal en el 2022, pero lo vamos a evaluar porque depende del contexto, es algo que tiene un costo impositivo muy alto para la empresa y hay que pensarlo bien. 

El 2022 va a ser un año con muchas dificultades por la falta de dólares en el país y se nota que se necesita mucha maquinaria e insumos. Nosotros nos dedicamos más a la gestión de la compra que de la venta. Porque el contexto nos obliga a eso. Veo un año más complejo que 2021 por la escasez de productos. Pero dependemos del mercado internacional y ver cómo se puede acceder a eso desde la Argentina para cumplir con las expectativas de los clientes.

La salida para solucionar estos problemas es destrabar las operatorias de los procesos de importación y de exportación. Si bien nosotros somos importadores, agregamos valor a todos los productos que luego se exportan. El atraso en el tipo de cambio genera complicaciones, porque también desequilibra a los propios exportadores.

“No veo grandes cambios ni voluntad de diálogo en la dirigencia”