“No existe una ´varita mágica´ de un iluminado para solucionar los problemas del país”

María Eugenia Hillairet, vicepresidenta de Nexo SA 

Nexo es una fábrica de aberturas de acero, aluminio y PVC, líderes en el mercado argentino.


Dentro de todo ha sido un año con buena actividad y las ventas, si bien no han sido parejas, fueron buenas también. 

Veníamos haciendo varias inversiones desde el año pasado y las pudimos terminar; comenzamos otras que nos propusimos, y dejamos algunos proyectos más grandes para más adelante. Quedan en carpeta porque hoy es imposible concretarlas. 

Durante el año tuvimos varios lanzamientos. En los dos últimos dos años hemos renovado bastante nuestra oferta de productos y creo que quedamos muy bien posicionados en el mercado, a partir de las tendencias que se están demandando, lo que se está usando afuera y respecto a nuestras competencias. 

Otro aspecto importante es cómo se sigue consolidando nuestro equipo de trabajo. Seguimos sumando gente cada año y en este 2022 habremos crecido alrededor de un 5%. Además del empleo directo, incorporamos mucha consultoría y personal indirecto. Estamos desarrollando las diferentes áreas con un perfil mucho más técnico y profesional.

Las ganas de emprender están arriba. Tenemos proyectos e inversiones con un rumbo ya establecido en el Plan 2022-2025, y la aceleración que tengamos para concretarlo dependerá de las posibilidades que nos brinde el país y con lo que nos permitan hacer. El objetivo de ese plan es incrementar los volúmenes y elaborar productos de mayor calidad, que es hacia donde está girando la demanda. Eso significa más equipamiento y tecnología de punta. 

Para 2023 nos preocupa la macro y su gran complejidad. Y en ese aspecto, la política: hasta dónde los dirigentes se harán cargo de una sociedad cada vez más fragmentada ideológicamente y cuánto serán capaces de liderar un proceso de encuentros, donde deben estar los tres poderes, sindicatos, empresas, educación, salud... y todos los actores necesarios para mantener otro tipo de conversaciones. No existe una “varita mágica” de un iluminado para solucionar los problemas del país.

La inflación destroza todo. La carga impositiva es insostenible. La cuestión cambiaria hasta termina siendo peor que la inflación. Lo laboral hace complejo tomar nuevos empleados, principalmente para quienes están comenzando. Gobernar por decreto quita previsibilidad y no respeta ni siquiera los convenios colectivos de trabajo, inventando feriados, bonos y lo que se necesite en cada momento. Todo esto desalienta.

El año próximo no quedan dudas que será intenso y muy complejo. Eso no significa que habrá baja actividad, sino que será muy desafiante. Estamos en un momento de gran inestabilidad. El salario está muy deprimido y nadie hace un esfuerzo por dejar de tironear para buscar acuerdos en común. Será muy difícil de esta manera. 

“Nos insertamos muy bien en Entre Ríos y Santa Fe”