Mayor confort de la mano de la domótica
Tecnología

La domótica es un conjunto de tecnologías integradas que permiten automatizar algunos funcionamientos de los edificios para lograr un mejor confort en los espacios habitables. 

La palabra “domótica” proviene del latín, de una unión de los vocablos “casa” y “autonomía”. En los últimos años es una tecnología que se hace cada vez más presente y que es base de lo que se llaman “casas inteligentes” o “smart house”.


En la actualidad, se puede automatizar el funcionamiento de luces, persianas, calefacción y riego para que puedan controlarse a través del smartphone o pulsadores inalámbricos específicos, y hasta con la propia voz. Los sistemas de automatización de luces, persianas y riego tienden a ser cada vez más escalables y abiertos.



“Para hablar de domótica debemos pensar en un concepto y no un producto. Porque implica un cambio en la forma de interactuar con lo que nos rodea. Es sumar confort a un estilo de vida”, asegura Alejandro Ploder, gerente comercial de Finder, la empresa italiana con presencia en 27 países que desarrolló la línea Yesli. “Se puede integrar toda la información geolocalizada, con los datos del clima y la ubicación de las personas que viven en una vivienda para automatizar la climatización de un espacio o el riego de un jardín”, agrega Ploder.

Estos sistemas que se incorporan fácilmente en cualquier instalación eléctrica comercial u hogareña, se comunican mediante bluetooth, antenas o wifi, y puede ser un gran aliado para el control de procesos o para el ahorro energético, ya que permite optimizar el nivel de climatización o de iluminación de ciertos espacios, con dimerización de las luces o apertura de cortinas y persianas.


Diego Beltrame, de la empresa paranaense Best SA y representante oficial de Finder en la región, explica que “así como buscamos siempre un auto más confortable, hacemos lo mismo con una vivienda. En este aspecto la domótica colabora con el confort en base a la simplicidad, mediante la delegación de funciones a la tecnología. El mercado regional está demandando cada vez más este tipo de productos, sobre todo en el sector de desarrollo de edificios en altura”.

La incorporación de la domótica a un proyecto es el primer paso para desarrollar casas inteligentes, que puedan integrar el manejo de luces, cortinas, puertas, equipos de climatización, la TV, el lavarropas y la heladera de un hogar que respondan a un comando de voz de equipamientos desarrollados por Google o Amazon. Algo hasta hace algún tiempo impensado y que hoy es una realidad.


Para automatizar una casa no hace falta una gran obra: basta con una pequeña intervención del electricista de confianza, que instalando un relé multifunción o un dimmer podrá transformar significativamente el modo de vivir el hogar.

Ver la nota en formato impreso


CCS, 20 años siendo los especialistas
Construcción en seco