Más terrenos para el parque industrial
Inversiones en Ramírez

En noviembre pasado se hizo un llamado a licitación para adjudicar los primeros terrenos del predio de 23 hectáreas. Ya tienen siete ofertas en condiciones de dictaminar y vendieron casi 40.000 metros cuadrados, con algunas ofertas de adquisición de contado de lotes por parte de empresas locales.

El parque industrial de Ramírez es un propósito que comenzó a diseñarse en 1994 con el objetivo de avanzar de manera acelerada para consolidarlo como área de concentración del sector productivo local que, se sabe, es un anhelo que indefectiblemente debe trazarse a mediano y largo plazo.

El paso de los años fue frustrando los avances, sin que por eso dejara de ser una meta, no sólo por los beneficios que supone para la inversión industrial, sino también para mejorar las condiciones de vida cotidiana de una localidad que crece y exige otra calidad urbana.

“Es un proceso que hubiéramos preferido que fuera más acelerado, pero es ahora cuando tenemos la posibilidad de decidir y apostar a este desarrollo, sabiendo que incidirá sobre la localidad en los próximos 30 años, porque esto responde a una política de Estado”, comenzó evaluando el intendente, Gustavo Vergara.

Para cumplir con las expectativas del desarrollo del parque industrial ya se realizó una preadjudicación a seis proyectos y la perspectiva es poder avanzar este mismo año con la construcción de las naves industriales; para esto el Concejo Deliberante deberá aprobar el proyecto girado por el Ejecutivo comunal para la adjudicación y venta de lotes (se aguarda su tratamiento ni bien comiencen las sesiones ordinarias).

Mientras tanto, se mantienen diálogos con empresarios de la zona que, en algunos casos, aspiran a una reubicación, mientras que otras firmas tienen proyectos productivos. “Eso nos alienta y confirma la voluntad del empresario de Ramírez de invertir y seguir progresando en la ciudad”, evaluó el titular de la citada comuna.

Las referencias que tienen los dirigentes sobre las experiencias de otros parques industriales de ciudades con un volumen poblacional similar (poco más de 10.000 habitantes) es que siempre ha sido la inversión y la confianza, lo que impulsa y sostiene este tipo de iniciativas. “Por eso, ya estamos proyectando una segunda etapa en la que apostamos a que puedan sumarse industrias de otros lugares, para lo cual estamos haciendo los contactos pertinentes”, anticipó Vergara.


Obras e infraestructura

Materializar, después de 30 años, la idea de vender los lotes de este Parque de 23 hectáreas, trae aparejada la posibilidad de comenzar a concretar obras de infraestructura fundamentales para el funcionamiento del lugar; algo que muchos empresarios, atinadamente, están esperando para hacer efectiva la inversión.

“Hay que dotar al parque industrial de los servicios básicos. Ya presupuestamos una primera etapa e hicimos la estabilización del predio para poder estudiar, de acuerdo a las primeras inversiones que vayan llegando, qué es lo primero que tenemos que desarrollar”, precisó la Secretaria de obras públicas y desarrollo urbano, María Laura Ceballos.

Uno de los primeros pasos será el sector de transferencia y descarga, que ayudará a trasladar toda el área de transporte pesado de la localidad y así podrán trabajar con otros proyectos que vienen enlazados. Junto con esta primera etapa se estudió desarrollar el primer sector del Parque donde se presupuestó toda la trama vial, desagües pluviales, infraestructura cloacal e instalación de agua potable. En tanto que urge el tratamiento de un tramo de un desagüe pluvial que afecta a unos siete lotes, y es una obra primordial para poder venderlos.

En el presupuesto 2022 está el compromiso de asignar partidas presupuestarias para las inversiones, y por Ordenanza todos los recursos que se recauden por la venta de terrenos serán volcados en obras de infraestructura.

Se generó un presupuesto global computando y presupuestando todas las obras que hay que realizar y en base a eso se estimó analizar en qué sector se empezará a construir y qué terrenos son viables para vender primero.

“Estamos hablando de un proyecto de 65 millones de pesos”, precisó Ceballos. Para ello, se aguarda el financiamiento del gobierno nacional, para lo cual también interviene el Ministerio de la Producción de Entre Ríos, ratificando este pedido de partidas para obras que garantizarán la facilidad requerida.

“Estos pasos son cruciales para consolidad el proyecto, darle tranquilidad a quien ya invirtió y alentar a quienes están esperando ver los primeros resultados para hacerlo”, enfatizó el Intendente.

“Es un cambio y un desarrollo muy importante para la ciudad, y una posibilidad para mucha gente joven que está emprendiendo y quiere instalarse”, agregó la secretaria de obras públicas y desarrollo urbano.


Interesados 

Actualmente, el Municipio está en condiciones de dictaminar sobre siete ofertas para la venta de lotes, con un promedio vendido de 40 mil m2 del parque industrial, “lo cual significa un paso bien consolidado, con ofertas de adquisición de contado de empresas que sabíamos que estaban interesadas, que son locales y sólo estamos esperando los tiempos que establece la Ordenanza”, subrayó el Secretario de Gobierno del Municipio, Pablo Omarini.

En este sentido, lo que sigue es un proyecto productivo final que deberá presentar cada oferente y la firma de las escrituras, previo visto bueno del Concejo Deliberante.

De las empresas interesadas, algunas están en el casco urbano, como es el caso de la Cooperativa Agrícola Regional que tiene su planta de alimentos balanceados y pretende trasladarse al parque industrial, lo que supone una ampliación de la planta para tener mayor capacidad operativa ante las exigencias del mercado en su línea de alimentos balanceados y animales de corral, al tiempo que redunda en un salto de calidad de vida para los vecinos.

“Estamos recibiendo propuestas de iniciativas que en la mayoría de los casos se trasladan de un barrio de la ciudad al parque industrial y eso significa la posibilidad de concretar algunas de las expectativas vinculadas con una mejor calidad de vida de los vecinos, mientras se amplía la oferta productiva en un lugar adecuado”, valoró Omarini.


Etapas

El proyecto se divide en etapas que abarcan el desarrollo del primer sector, que es el que está más cerca del ingreso asfaltado a Ramírez, y toda la playa de transferencia de cargas y descargas, porque pretenden que todo transportista que tenga camión alquile esa playa y eso permita tener otro desarrollo urbano sin tránsito pesado.

Luego se proyecta el posterior crecimiento, a medida que se vayan desarrollando los terrenos de todo el anillo de circulación y para eso contemplan hacer cordones cuneta, afirmado (no se prevé asfaltado en la primera etapa), más todos los desagües pluviales y cloacales.


Ingreso a la localidad

“El objetivo es generar un parque industrial con empresas de Ramírez, pero también de la región”, avizoró por su parte el Secretario de servicios públicos, Roberto Riffel.

“Pensamos en un trabajo acorde al desarrollo que tendrá el Parque y el área industrial existente que siempre generó una dificultad en cuanto al acceso de proveedores o clientes. El gran desafío es tener una entrada independiente del casco urbano. Es un anhelo, pero también una necesidad concreta y clave para el desarrollo que estamos pretendiendo”, subrayó.

En este sentido, remarcó la urgencia de que Vialidad Nacional analice el proyecto presentado por especialistas en tránsito y lograr que la ruta nacional N° 12 esté en las condiciones que el contexto requiere. “Hicimos un estudio con la UNER que marca la factibilidad y por eso queremos que se contemple desde la Nación y para eso contamos con el apoyo de la Provincia para generar los vínculos necesarios”.

Sucede que el entramado de la ciudad y la cercanía con la zona residencial genera interferencias que se agudizan con el paso del tiempo por el tránsito pesado; se necesita una solución urgente y definitiva para que el transporte sea más fluido para los residentes y para quienes tengan como destino el parque industrial.

“La particularidad del acceso a la ruta nacional 12 es que no es recta sino diagonal y eso genera mayores inconvenientes con el tránsito, por eso creemos que debe haber una intervención inmediata, no sólo por el Parque, fundamentalmente, por la seguridad de los conductores”, sentenció Riffel.

Hacer tangible lo intangible
Distrito del Conocimiento