“Logramos mantenernos ante una realidad totalmente adversa”

Paraná / Agrolac

Luisina Laporta: Directora de Agrolac. Comercializa y distribuye insumos e implementos para el sector lácteo, tambos e industria.

A pesar del contexto mundial asociado a la pandemia, que se vio esperanzado con la llegada de las vacunas, Argentina continua con la inestabilidad socio-económica de propia historia. Para nosotros, se suma la falta de financiación, la rigidez de los proveedores por la devaluación, más la recesión del mercado y la tremenda carga impositiva. Todo esto nos generó pérdidas y costes difíciles de afrontar. Sentimos la crisis en la caída de ventas y la dificultad en la cadena de pagos, ya que los insumos de nuestro sector están dolarizados. Por lo expresado, creo que 2021 ha sido un año regular que no llega a ser bueno, pero al menos nos ha permitido mantenernos frente a una realidad adversa donde todo tipo de explotación se vio muy afectada y en algunos casos debieron cerrar sus puertas definitivamente.

Pensamos el negocio en forma conjunta ya que es imposible llevar adelante una actividad, cualquiera sea, sin adoptar las reglas que delimita el contexto. Para la Argentina y en una actividad como la nuestra la dedicación es full y están estrechamente ligado el pensamiento del negocio con la atención del contexto.

Estamos trabajando a un 75% de nuestro potencial. En 2021 mantuvimos todo el personal, aunque en realidad, el próximo año deberíamos sumar más gente, pero volvemos al problema de los costos, lo cual frena cualquier decisión incluso cuando realmente se necesita.

Siempre decimos que el año próximo será mejor, de lo contrario deberíamos rever lo que hacemos. Esperamos que el contexto acompañe para poder crecer ya que las condiciones humanas y empresariales están dadas para seguir proyectando. Y las preocupaciones son las mismas que tuvimos este año: falta de financiación, carga impositiva, la disparidad cambiaria y la inflación.

Primeramente, para pensar en una salida de la crisis es necesario la traza de un plan a futuro para el país, con lo cual hay varios puntos que se deberían abarcar como la reducción del gasto público y mejoras en las políticas impositivas para los generadores de puestos de trabajo; accesos reales a salud y educación para que las personas puedan formarse y en un futuro acceder a un empleo, lo que ayudaría a la verdadera inclusión social con reducción de las desigualdades.

“Fue un gran año, pero vemos complicado el futuro cercano”