“La producción de huevo se estandarizó, por lo que la competencia está en los puntos de venta”

Sergio Roth, Presidente de Rothex SA

Rothex SA es una empresa que produce y comercializa huevos para el centro y norte del país.


Fue un año muy dinámico, con mucha actividad bastante pareja. El sector ovoavícola tuvo una demanda permanente y muy fluida, quizás generada por una transferencia de consumos: se eligió al huevo en reemplazo de otro tipo de proteínas.

En cuanto a inversiones logramos crecer y mejorar capacidad de acopio. Nunca paramos de invertir y de crecer, los ritmos lo marcan la actividad del mercado. También invertimos en nuevas sucursales de venta y mejoramos ediliciamente en distintos puntos con obras de arquitectura. La producción del huevo es muy estándar, por lo tanto, la competencia se da en los puntos de venta y la atención al público. Esto implica seguir desarrollando la marca en un commodity que, en general, nunca tuvo marca.

En cuanto a personal, creció un poco la planta de empleados. La voluntad de invertir y de emprender siempre están, pero las incertidumbres a futuro y las limitaciones de la economía marcan un freno a esto. Tenemos programadas inversiones a corto y mediano plazo, condicionadas a lo que pase con la economía del país y las regulaciones a importación de equipamientos y bienes de capital.

Para el próximo año el principal desafío de la avicultura de Latinoamérica son los brotes de influenza aviar. Históricamente, Argentina siempre empleó buenas políticas en materias sanitarias que evitaron que esas enfermedades lleguen acá. Pero lo que sucede en países vecinos preocupa mucho.

Saliendo de esto, la otra preocupación es la economía del país y la cuestión inflacionaria, porque afecta nuestros costos y por lo tanto la toma de decisiones. Como tercer punto, debemos marcar el tema de la falta de agua de los cultivos y la escasa superficie sembrada de maíz, otra de las grandes preocupaciones de la industria avícola, ya que es la base de los alimentos balanceados.

Si estos tres temas se corrigen y son variables bajo control, el 2023 será un año bueno. Con buen nivel de ventas, actividad e inversiones.


“La producción primaria y comercialización de la fruta fresca dejó de ser negocio”