La preocupación principal para 2021 es el clima y la política
Héctor Bolzán, Presidente de Grupo Bolzán

María Luisa. El Grupo Bolzán participa en el área agrícola, servicios agropecuarios, avicultura, ganadería y biocombustibles, con las plantas de BioNogoyá.

 

Si tomamos lo que pasó en cada uno de los sectores en dónde tenemos actividades, evaluando el pésimo año de los biocombustibles con la planta industrial de última tecnología cerrada; una ganadería que recién en estos últimos meses recuperó algo de precio y termina siendo también malo el año; un año calendario agrícola con soja y maíz con resultados regulares y un trigo que terminó siendo bueno; y una producción de huevo que estuvo muy bien, con alto consumo y buenos precios, creo que el balance general para el Grupo es de un año regular. 

Con la pandemia no tuvimos grandes inconvenientes porque implementamos todos los protocolos a tiempo. Tuvimos que adaptarnos a la nueva forma de trabajar y lo pudimos hacer bien. 

El principal cambio del año lo vimos en el huevo. Subió mucho el consumo en los hogares y ahora estamos viendo un freno para los valores tan altos que traía. 

En cuanto a los cambios que pueden venir, en el sector avícola ya se hicieron todas las inversiones tecnológicas que eran necesarias y la actividad seguirá así por un par de años. Tal vez en ganadería se debería sumar mucha más tecnología, pero los números actuales no dan. El margen de rentabilidad está muy cercano del límite. 

Es complejo pensar en el 2021. No le vemos ninguna luz verde al biodiesel. No sabemos qué mano negra hay detrás de todo esto porque no se puede entender de otra manera lo que está sucediendo. En el sector avícola sabemos que se producirá una sobre oferta en el mercado. Muchas granjas salieron a incrementar los volúmenes de producción y eso impactará en el precio del huevo al consumidor. En cereales hay dos temas fundamentales: el primero es el climático, que viene bien, pero que se definirá en los próximos dos meses; el segundo son los precios y la reacción que tendrá el gobierno ante esto. Si no se toca nada desde el Gobierno, puede ser un muy buen año para los cereales, lo que se traduce directamente en mejoras para toda la provincia de Entre Ríos. 

Y las preocupaciones son como te decía recién: principalmente el clima y la política. Después, no veo un buen año para la ganadería. En el contexto de precios altos de cereales, se incrementa mucho el valor para producir un kilo de carne y se desploma la poca rentabilidad que traía.

Ser empresario en Argentina es adaptarse a todos y a todo
Julieta Gross. Directora de Sucesores de Emilio Gross SRL