La obra pública sigue muy baja
Infraestructura

Según un relevamiento realizado por CAMARCO Entre Ríos, la inversión del gobierno provincial en obra pública sigue mostrando un fuerte descenso con respecto a años anteriores. Si bien en el 2021 se observa un leve repunte frente al año de la pandemia, en varios rubros es un tercio de lo invertido en los períodos con mayor actividad en el sector. Otro dato preocupante: la ejecución sobre lo presupuestado fue sólo del 31%.

Pese a los reiterados esfuerzos comunicacionales para resaltar la inversión en obra pública del gobierno de Gustavo Bordet, los números del propio Presupuesto provincial marcan un descenso continuo a lo largo de los años. Se observan menores montos y también sub ejecución sobre lo presupuestado: en 2021 sólo se ejecutó el 31% de la obra pública presupuestada, lo que significa que se presupuestaron $46.735 millones y se ejecutaron solo $14.457 millones.




El estudio presentado incluye los montos invertidos desde el año 2009 a la fecha, con una ponderación de la inflación anual del período para poder comparar los distintos niveles de inversión. Además, discrimina en un análisis aparte el ítem de vivienda, ya que responde a imputaciones presupuestarias diferentes. Si se analiza el nivel de obra pública sin vivienda en Entre Ríos, se ven años con buen nivel de actividad entre 2009 y 2015, y luego una marcada caída en los últimos seis años. 

La baja es constante, dado que en la ecuación de la línea de tendencia (en amarillo en el gráfico) marca que, de la serie expuesta, existe una tendencia a reducir $2.650 millones la ejecución de obra pública año tras año. Una cifra impactante.

Según el ingeniero Miguel Marizza, titular de la empresa Caballi y vicepresidente de CAMARCO Entre Ríos, “lo preocupante de este informe es que se ha naturalizado la sub ejecución de fondos de obra pública. Toda la dirigencia política ya lo toma como natural y eso convierte al Presupuesto provincial, y a sus instancias de debates en una ficción, porque de cada 100 pesos proyectados en obras públicas, solo se ejecutan 30. Debemos alertar de esto, tanto al oficialismo como a la oposición”.

Además, otra conclusión interesante al analizar el promedio de los últimos tres años, el 61% de la obra ejecutada es para “Reparación y Mantenimiento”, un 10% es de “Ampliaciones y Remodelaciones” y solo un 29% de la obra ejecutada es “Nueva Obra”. Debido a esto, el informe asegura que “la Provincia no está realizando las inversiones mínimas requeridas para mantener la infraestructura actual; produciéndose de esta manera un deterioro constante en las obras existentes, se puede verificar en los caminos rurales, los estados de las rutas provinciales, las escuelas y los hospitales”. Algo que quedó en evidencia en el mes de febrero con el posteo en redes sociales del ex delantero de la selección argentina, Sergio “Kun” Agüero, cuando le tocó transitar por la Ruta provincial Nº 6 en los departamentos de Villaguay y Tala. Las quejas del futbolista sobre las rutas entrerrianas recorrieron varios días los principales medios nacionales.

“Desde la Cámara, como representantes de las empresas del sector, no nos interesa buscar responsabilidades individuales ni cuestionar a un sector político en particular, nos preocupa que esta disminución en la inversión va a impactar en la infraestructura de la provincia. Lo que no se invierte hoy son rutas y caminos que faltan mañana o edificios escolares en mal estado u hospitales que se llueven”, agrega Marizza.

El informe también incluye un estudio sobre los fondos en pesos invertidos por el gobierno provincial en promedio por cada habitante. De la comparativa, los analistas concluyen que “en algún momento la provincia invirtió en obra pública $32.265 por habitante (año 2014), y en el ejecutado del 2021 es de $ 10.805 por habitante; un tercio”. Según varias fuentes del sector, los fondos que se le quitan año a año a las obras públicas se destinan a cubrir otras áreas del gobierno que crecen en volumen, puntualmente sueldos públicos y el déficit en el sistema previsional entrerriano.

Para el empresario Miguel Marizza, “el informe que realiza CAMARCO Entre Ríos está confeccionado con datos oficiales del propio gobierno provincial, por lo tanto, termina siendo una foto de lo que es la obra pública en Entre Ríos. No son datos parciales ni antojadizos, sino que surge de un análisis de los fondos que figuran en el Presupuesto”.


Sobre Rutas y Caminos


Como se observa en el gráfico 5 (G5), la evolución de la obra pública con funcionalidad de “Rutas y caminos”, tiene un comportamiento equivalente a la obra pública en general, viene decreciendo al ritmo de $1.759 millones año a año. En el año 2009, por ejemplo, se invirtieron (a precios actuales) $22.094 millones, mientras que en el 2021 se invirtió solamente $6.437 millones, una cifra 3 veces inferior. Además, la ejecución promedia el 42% de lo presupuestado.

El agravante es que el 92% de inversión en Rutas y Caminos es para Reparación y Mantenimiento, por lo que sólo un 8% es para nuevos caminos.


Otros rubros, la misma realidad

Educación es otro de los rubros con mayores montos. La inversión en obra pública en Educación, se ha mantenido en términos monetarios en los últimos años mostrando una baja interanual de $327 millones en promedio. Si se toma como referencia el año 2010, en el cual se invirtieron $6.144 millones y se compara con el año 2021 y sus $2.341 millones, esto significa solo un 38% en equivalencia entre uno y otro. La ejecución en este concepto ronda el 43%. Un dato alentador fue que durante el 2021 se vio el mayor porcentaje de ejecución de los últimos años, alcanzando el 60%.

En Energía se nota mucho el freno en inversiones. Si se compara el año 2014, donde se invirtieron $3.996 millones con el año 2021, donde fue de $603 millones; vemos un 15% en equivalencia. La ejecución en este ítem, ronda el 19% y, además, llama la atención en los últimos tres años el bajo porcentaje de ejecución de la obra pública destinada a Energía: en el año 2021 fue solo del 14%.

En Agua y Alcantarillado se invirtieron en 2021 $1.137 millones, lo que representa un 50% del año pico que fue en 2012.

En Urbanizaciones, la Provincia utilizaron $259 millones en 2021, lo que significa un 12% del año pico en la serie que fue el 2014 con $2.233 millones.

El sector Salud muestra un comportamiento estable en la serie. La inversión de 2021 fue sólo de $242 millones, lo que equivale al 11% de lo invertido en 2013, el año pico en este sector.

En Seguridad Interior y Fluvial y Defensa Costera también se ven comportamientos similares a los otros sectores, con inversiones en el 2021 que van entre el 15 y el 39% de los años con mayor volumen de obras.

La excepción a este panorama de retracción es la inversión en obras del Poder Judicial, que ha mostrado un comportamiento de crecimiento en la serie, con pico en 2019. Además, es la función cuyo porcentaje de ejecución se mantiene en un promedio del 80% hasta el 2019 bajando en los años de pandemia, que es un promedio alto en relación a la media del rubro Obra pública (35%). Una de las razones es que el poder judicial entrerriano tiene a su favor desde el año 2011 lo recaudado mediante la Tasa de Justicia, que sí o sí debe destinarse por ley para infraestructura edilicia.


Viviendas: solo un 24% de lo destinado 12 años atrás


Se puede verificar en el Grafico 23 (G23) que la evolución de la inversión en Vivienda de la provincia viene sufriendo una reducción paulatina que ronda los $680 millones todos los años en relación al año anterior. En el ejercicio 2009 la inversión ejecutada en Viviendas alcanzó los $10.256 millones; mientras que en el 2021 alcanza los $2429 millones, siendo un 24% del valor invertido hace 12 años.

Los últimos 3 años la inversión en viviendas se ha mantenido entre los $2.100 y los $2.430 millones al año, lejos quedaron los años entre 2012 y 2015 donde la inversión anual promediaba los $ 9.500 millones.

Durante el 2009 por ejemplo, se invirtieron en viviendas del IAPV $29.096 por cada vivienda existente; en el 2021, en cambio, la inversión por vivienda fue de $4.764; es decir, se invirtió seis veces menos.

Según un relevamiento realizado el año pasado por el arquitecto y ex diputado provincial José Artusi, el IAPV construyó en Entre Ríos 11.837 viviendas en la década del ochenta, sumando los programas del FONAVI con los programas federales. En los noventa, ese número ascendió a 14.936 para luego descender a 12.504 en la primera década de este siglo y a 11.634 en los últimos diez años.  A mayor cantidad de habitantes, menos viviendas construidas y mayor déficit habitacional.


Presupuestado (y anunciado) versus Ejecutado

En un análisis de la composición del presupuesto 2021, identificamos que tanto la Obra Pública como las Viviendas, tienen una ejecución relativamente baja: un 31% y un 43% respectivamente, cuando el resto de los Incisos presupuestarios están todos cercanos al 100%.

“Se gastaron en el 2019 $275.700 millones; si ese dinero se hubiese distribuido según la asignación presupuestaria, podríamos decir que hay conceptos que subvencionan a otros. La Obra Pública y la Vivienda con sus sub-ejecuciones subvencionaron a los otros incisos en $24.679 millones ($22.476 la Obra Pública y $2.203 la Vivienda)”, asegura el informe.

En el rubro Viviendas se han generado distintas polémicas en torno a las responsabilidades políticas de cada sector. A cada acusación desde el peronismo a los cuatros años de gestión macrista hubo una respuesta por parte de los ex funcionarios de Cambiemos y una defensa con cifras a su favor.

“Sin entrar en lo que se puede concluir rubro por rubro o en polémicas sin sentido, lo llamativo es que hay una reducción de las inversiones provinciales y nacionales en Entre Ríos. Porque más allá del origen de estos fondos, todo pasa por el Presupuesto Provincial. Además, la reducción en la actividad también se refleja en otros indicadores de la provincia. Si se toma la cantidad de empleados registrados en la UOCRA, se observa una caída de los 13.000 trabajadores formales que supo haber, ya que en los últimos años son sólo 6.000 o 6.500. No es que esas personas se hayan quedado sin trabajo, sino que pasaron a la informalidad. Bien sabemos que las obras públicas se ejecutan con todo el personal registrado, y la baja –más allá de los vaivenes de los privados- muestra la menor inversión del Estado en obras”, asegura Marizza.

Si se comparan los montos del Presupuesto ejecutado en el 2021 con el del año 2009, se observa que la Obra Pública pasó del 9% al 4% del total, y el rubro Vivienda pasó de representar un 2,7% del total de recursos versus un 0,7% en el último año. 

Son datos oficiales que muestran una realidad innegable, más allá de todos los esfuerzos comunicativos para intentar mostrar dinamismo, las particularidades de la provincia de Entre Ríos llevan a que el recorte de recursos en los últimos años se haya realizado con la obra pública y que las mejoras en infraestructura provincial sean solo una expresión de deseo y –sin dudas- una pérdida de competitividad y un déficit en el corto y mediano plazo.

La suba interanual fue del 50,12%
Precio de la construcción