“La inflación impacta rápidamente en nuestros costos, pero no en nuestros precios”

Iván Szczech, CEO de Szczech SA

Szczech es una empresa dedicada a prestar servicios de construcción en obras de ingeniería, arquitectura e infraestructura


Fue un año en el que pudimos aumentar la actividad y con crecimiento, pero con problemas para conseguir algunos productos y el impacto de la inflación que se traslada directamente a los costos, pero no así a los precios. Esto genera un esquema financiero muy complejo.

En cuanto a restricciones, atravesamos faltantes con láminas específicas para los vidrios, motores para los ascensores, minerales para la producción de hierro y hasta neumáticos. Hay elementos importados que terminan siendo críticos para los tiempos de evolución de la obra.

Para la empresa fueron años complicados. En lo personal, estuve abocado más en lo institucional como presidente de la Cámara Argentina de la Construcción y menos en la propia firma. Desde diciembre del año pasado, con la finalización de aquella gestión, pude enfocarme más en nuevos nichos de negocios, la amplificación de equipos productivos y multiplicar los empleados de la empresa, con un pie fuerte en provincia de Buenos Aires y equipos de trabajos específicos. Nuestro objetivo es nacionalizar la empresa. 

En cuanto a personal, crecimos en Entre Ríos por nuevos contratos y por la consolidación de áreas de compras y administrativas. Además, todo el equipo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es nuevo, con capataces, técnicos, coordinadores de área, jefes de obra y empleados. En la construcción hay mucha rotación en obra, tal como establece el propio convenio de la UOCRA, pero en las áreas administrativas de la empresa, casi no hay rotación.

Las ganas de emprender siguen firmes. Por una cuestión genética es así. A la mayoría de los empresarios nos interesan los negocios, pero no es sólo eso lo que nos mueve: nos gusta incidir tanto en la provincia como en el país. Estamos con muchas inversiones en el área de sistemas, con tecnologías informáticas y también con equipamiento como camionetas, retroexcavadoras, grúas torres y nuevos sistemas de encofrados. Esto genera mucha más productividad en las obras.

Lo que más preocupa para el 2023 es que los insumos estén en tiempo y forma para poder concretar las obras. Hay mucha incertidumbre en esto, que supone que el Banco Central cuente con los dólares suficientes. También necesitamos que se logre estabilizar y disminuir la inflación, porque es un gran problema grave y no sólo para los empresarios.

Pese al contexto, para el año que viene tenemos plena actividad, con un volumen de contratos interesantes que nos garantizan el flujo de trabajo durante todo el año.

“La adaptación al contexto lleva implícito seguir para adelante”