“La inflación genera que haya más educación financiera”

Juan Ignacio Leiva – Gerente Comercial de Leiva Hermanos

Leiva Hermanos trabaja desde el corretaje de cereales y logística, hasta el mercado de capitales, seguros y cajas de seguridad con expansión en todo el país.


Para nosotros fue un muy buen año ya que crecieron todas las unidades de negocios: Agro, Bursátil, Seguros y Hacienda. Fue un período donde se consolidaron los equipos de trabajo, que hoy están más maduros.

En Agro se incrementaron los volúmenes, pese a las cuestiones climáticas adversas. En Bursátil pudimos diversificar clientes con muchas compañías que tomaron distintas opciones. El contexto inflacionario genera que hasta los inversores minoristas, se eduquen financieramente y busquen distintas alternativas. Pasó lo mismo con cajas previsionales, cámaras y colegios profesionales. 

Los otros servicios de Seguros, cofres de seguridad y logística también se fortalecieron. Logramos que funcionen como un servicio integral a terceros. Obvio que, en este contexto de mucha actividad y buena facturación, la inflación complica bastante a la hora de hacer el balance económico.

Con este panorama, las ganas de emprender van cambiando a lo largo del año. Estamos en un sector que es muy regulado y el cambio permanente de reglas y normativas desgasta mucho el día a día. Muchas de estas regulaciones no tienen sentido, pero pese a esto, uno tiene en su ADN siempre seguir desarrollando. Lo hacemos en nuevas plataformas, tecnologías, vehículos e infraestructura para distintas sucursales. Para 2023 tenemos un plan de desarrollo de plataformas tecnológicas de nuestros servicios y lo haremos de manera conjunta con empresas locales.

En cuanto a personal, hemos crecido en los últimos años. En 2022 incrementamos un 20% la planta, pero si miramos un tiempo para atrás, el otro día recordábamos que antes éramos 8 personas, y hoy somos 80.

Para el 2023 hay un contexto macroeconómico preocupante y la anunciada sequía va a tener un efecto muy claro en toda la economía. La menor liquidación de exportaciones va a generar una presión cambiaria fuerte. 

Por otro lado, los indicadores de consumo también muestran cierto agotamiento que encienden luces amarillas. Lo tributario es otro aspecto central. Entre Ríos tiene una presión tributaria extra que complica competir con provincias vecinas. Por ejemplo, una empresa santafesina que vende alimentos balanceados tiene mejores precios que nosotros, porque acá Ingresos Brutos nos pega más. Lo mismo sucede con productos bursátiles: nos cuesta competir en igualdad de condiciones con empresas de Santa Fe, Buenos Aires o Córdoba por el impacto impositivo entrerriano.

Pese a estas complejidades que paralizan expectativas, seguiremos con inversiones para que la empresa crezca. 

"Cuesta conseguir personal comprometido y con aptitudes"