La industria quiere mostrar el camino
Coyuntura de la construcción

Con el consumo de cemento a granel y el asfalto en crecimiento, el sector de la construcción está comenzando mostrar señales de recuperación. Sube el empleo registrado y aparecen nuevas empresas. La inflación y sus consecuencias son el principal problema. Entre Ríos demorada respecto al resto del país.

El informe de coyuntura del mes de septiembre del IERIC (Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción), muestra números de recuperación ya en el sector industrial del rubro, con el cemento a granel y el asfalto como principales indicadores de por dónde va el camino. 

El número de empleadores en la Industria de la Construcción fue en agosto un 9,2% mayor que en igual período de 2020. Con este incremento, la cantidad que hay en actividad ascendió a 18.985 empresas, pero todavía un 10,7% menos que en igual mes de 2019.

El proceso de recuperación sigue siendo liderado por las jurisdicciones menos populosas del país. La cantidad de empleadores en las grandes regiones se elevó un 8,6% interanual, mientras que en las restantes zonas lo hizo un 10,2%. En términos de jurisdicciones, el proceso de recuperación sigue siendo generalizado. Catamarca, Chaco y Tierra del Fuego fueron las 3 provincias con mayor tasa de crecimiento, mientras que Entre Ríos se ubica en el lote de las cinco primeras con un incremento interanual del 16,7%, al haber pasado de 396 empresas a 462.

Entre las más grandes, Buenos Aires y Córdoba fueron las que más crecieron, mostrando en ambos casos guarismos de dos dígitos, aunque ambas son también las que mayor caída reflejaron en comparación con agosto de 2019.

En lo que respecta a la ocupación sectorial, en el mes de julio el nivel ascendió a 337.391 puestos de trabajo registrados. Esta evolución es auspiciosa en relación a lo acontecido en junio y representó una expansión del 1,5%. En la comparación con el año 2020 se observa un incremento del 25,6%, lo que torna a julio en el quinto mes consecutivo de variación interanual positiva. 

El volumen de ocupación resultó similar al registrado en febrero de 2020, previo a la irrupción de la pandemia. Hay que recordar, sin embargo, que en aquel mes el empleo sectorial completaba 11 meses consecutivos de contracción. Si la comparativa del nivel actual de ocupación se realiza con el mes de Julio de 2019, la situación marca un volumen 17,4% menor.

En Entre Ríos, el nivel de ocupación alcanzó a los 6.375 puestos de trabajo registrados, lo que implica una variación interanual del 21,2%, todavía cuatro puntos y medio por debajo de la media nacional.

Durante el mes bajo análisis el plantel de las empresas constructoras promedió 12,6 puestos de trabajo registrados. Los segmentos que agrupan a las empresas de menor tamaño relativo cimientan su expansión en el aumento de la cantidad de establecimientos, mientras que las categorías correspondientes a los grandes empleadores mantienen su evolución principalmente a partir del aumento de sus planteles laborales.

Las firmas de más de 1.000 empleados aumentaron su participación en el mes de julio con la misma magnitud que el mes precedente, en tanto que las empresas de entre 500 y 1.000 empleados registraron una nueva contracción. Tomadas ambas como un único segmento, en Julio tuvieron una leve caída mensual.


Consumo de materiales

El consumo de cemento registró en agosto un alza del 18,2% interanual, levemente por debajo del registro de los 2 meses previos. De esta manera, esta variable alcanzó su 12º mes consecutivo con tasas de variación interanual positivas. En este período se consumieron más de 1.083 millones de toneladas, marca histórica para un mes de agosto tan sólo superada en los años 2017 y 2018.

Por tercer mes consecutivo, el consumo de cemento en bolsa fue inferior al de igual mes de 2020, lo que podría estar señalando un agotamiento relativo de ciertas tipologías de obra (fundamentalmente remodelaciones y viviendas unifamiliares) las que desempeñaron un fuerte rol dinamizador en la primera etapa de salida del período más crítico de las restricciones asociadas a la pandemia.

Por el contrario, el consumo de cemento a granel es el responsable de los guarismos positivos del total de esta variable, reflejando un alza interanual del 66,8%. 

A pesar de ese incremento, el consumo a granel todavía no logró recuperar los niveles de 2019; el que se realiza en bolsa sí fue en agosto un 6,6% más alto que en igual mes de hace 2 años.

Tierra del Fuego y San Juan fueron los dos distritos que más crecieron en términos interanuales, seguidos por el Área Metropolitana de Buenos Aires. Del otro lado, fueron 4 las provincias que consumieron menos cemento que un año atrás: Entre Ríos, La Rioja, Salta y Tucumán.

De acuerdo a datos provistos por el INDEC (correspondientes al mes de Julio) mostraron una marcada desaceleración en el ritmo de crecimiento de los despachos de insumos como los ladrillos huecos, mientras que volvieron a mostrar caídas interanuales en insumos como la cal y las pinturas para la construcción, a los que ahora también se sumaron los pisos y revestimientos cerámicos. Del otro lado, el asfalto evidenció un marcado incremento en su tasa de expansión.

La fuerte suba registrada en el asfalto lo llevó a ser uno de los insumos que más creció también, respecto al mismo mes de 2019. Así, pasó a secundar al cemento -traccionado por las distintas tipologías de obra- y dejando en tercer lugar a pinturas para la construcción, todo lo cual permite inferir que las obras más ligadas a la inversión pública han pasado a tener un mayor protagonismo en los últimos meses. De hecho, cabe mencionar que el nivel de despachos de asfalto se ubicó apenas un 6,3% por debajo de igual mes de 2017.

“Necesitamos más gestión de proyectos”
CAMARCO Entre Ríos