La construcción en seco va a seguir creciendo en los próximos años
Fernando Mendiburo – Centro de la Construcción en Seco

Paraná. Centro de la Construcción en Seco es un comercio referente en el sistema de construcción en seco con venta de insumos para el sector.

 

Si hablamos de volumen de ventas para nosotros fue súper positivo. Salvo los meses de abril y mayo que se sintió el impacto de la pandemia, el resto fue muy bueno. En esos meses cayó a un 70% de la facturación de enero, pero luego, desde junio en adelante, fueron meses récord y llegamos a duplicar los niveles de facturación del mes de enero.

Luego hubo cuestiones que complicaron el funcionamiento normal: faltante en los stocks, la división de equipos de trabajos por protocolos, reducir la cantidad de gente que iba al local, la migración hacia canales virtuales de ventas como tienda online y WhatsApp. Nos concentramos mucho en esos canales para poder disminuir la cantidad de gente que concurría de manera presencial y también poder distribuir así nuestros recursos humanos. Fue un aprendizaje que costó, pero el resultado fue muy positivo porque los clientes se acostumbraron a utilizar esos canales. Pasamos de 20 o 30 mensajes de WhatsApp diarios a más de 200. En cuanto a la tienda online, que era una herramienta que existía hace años, pero no se utilizaba, empezó a moverse con gran actividad. A partir de esto, todo el personal dividido en equipos está trabajando hoy 10 horas por días, entre las 8 y 18 horas. Esto también nos llevó a la obligación de incorporar más gente porque nos vimos desbordados en la demanda. Se explica porque en el contexto de la pandemia la gente se quedó más tiempo en la casa y no se pudo ir de viaje. Con ese dinero ahorrado, se volcó a la ampliación y a invertir en la construcción. Y en los últimos meses, se vio que el escenario inflacionario con gran variación en la valoración del peso, la gente buscó invertir su dinero, y en este contexto la construcción termina siendo una buena inversión. Hay personas que arreglan su casa o que invierten en construcción de nuevas viviendas o edificios.

La construcción en seco va a seguir creciendo igual o más que en los últimos años. Es un rubro que tiene potencial. Si lo comparamos con otros países de la región, Argentina recién está arrancando, por eso el escenario nos muestra siempre un crecimiento de un año a otro. Más allá de la situación económica o que la construcción haya estado estancada, la construcción en seco siempre ha tenido crecimiento. Obviamente esto no es ajeno a las grandes crisis de la economía, pero tiene una dinámica propia.

En cuanto a capacitaciones, este año hubo pocas y toda fue de manera online. Los problemas con los recursos humanos afectaron a todos. Las grandes empresas, que en nuestro rubro son las que realizan las capacitaciones también se vieron afectadas. Recordemos que las personas que son de riesgo ni siquiera realizaban trabajos desde sus casas. Por eso este año fue pobre en este sentido. En cuanto a temas, se realizaron sobre el buen uso de materiales en general.

En relación a las expectativas para el 2021 siempre son las mejores. Nosotros estamos abriendo un nuevo local en avenida Blas Parera. Tal como apostamos a creer en el 2001 pese al problema, este año hacemos lo mismo para mejorar la atención, ayudar al gremio y generar más trabajo. Somos optimistas en cuanto a las proyecciones a futuro.

La gran preocupación que siempre te genera este país es que es complejo proyectar a mediano o largo plazo. Nosotros somos importadores y no sabemos si vamos a poder seguir haciéndolo o no. El tema impositivo y laboral también son un problema y otro gran dolor de cabeza son las faltantes de stock. En este momento tenemos problemas con las chapas, con las faltantes de perfiles de acero. Hay un solo proveedor en todo el país y cuando no tiene no entrega. Es algo que viene pasando hace muchos años, pero ningún gobierno lo soluciona.

Preocupa la falta de previsibilidad; hoy en día todo es corto plazo
Miguel Pérez – Constructora del Paraná