“La actual tarifa no permitirá cubrir los costos del año próximo”

Alberto Gutiérrez, presidente de Redengas SA

Redengas es la empresa concesionaria de la distribución del gas natural en la ciudad de Paraná.


Pasamos un año difícil por el congelamiento de la tarifa. Si bien tuvo una actualización de solo el 30%, con una inflación cercana al 100% nuestros ingresos reales tuvieron una caída muy grande. En definitiva, fue un año malo. Uno no trabaja solamente para pagar los costos. Toda empresa debe pagar costos, recuperar el capital invertido y obtener ganancia. Hoy estamos peleando por recuperar el capital invertido. La rentabilidad es imposible con el régimen tarifario que existe. 

Las inversiones se hicieron en el Programa Quinquenal 2017-2022, que en su gran mayoría las finalizamos en 2019. Este año, la Provincia licitó casi 25.000 metros de red en la zona Este de Paraná y eso, junto a la habilitación de la obra del Procrear y en otros barrios donde hicimos las inversiones, nos permitió un incremento aproximado del 5% de nuevos usuarios. Hoy ya son 62.000 hogares que cuentan con gas natural en Paraná. El concepto de la empresa es universalizar el servicio. El objetivo no es solo dejar el caño enterrado, sino también que la gente se conecte. El problema está en la financiación de las instalaciones internas de cada usuario. 

El año que viene se hace la revisión del costo integral. Ahí debería volverse a la normalidad tarifaria con un plan de inversiones que se ajuste al estipendio que se renegocie. Paralelamente tenemos un programa de inversiones de 120.000 metros de red que no se puede hacer porque sin tarifa no hay repago de esas inversiones. Ese programa ya está aprobado por el ENARGAS para dejar toda la ciudad cubierta con la red de distribución y las obras complementarias. 

Tenemos una planta de personal que está estable. Nuestra política es ir trabajando con estudiantes universitarios que se incorporan como pasantes y muchos de ellos, cuando se reciben, quedan con nosotros en forma directa o indirecta. Hay una baja rotación en la empresa. 

Redengas es una sociedad que tiene como objeto único prestar un servicio público. Respecto a hacer otros negocios, hemos puesto el foco en otras tecnologías y la apuesta por emprender en Argentina está siempre. Ahora, en el campo de la tecnología tenemos muchas dificultades que van desde conseguir y retener personal y ni hablar con la importación de la tecnología que es casi imposible... eso hace difícil avanzar. Pero proyectos tenemos.

La principal preocupación del año próximo es la tarifa. Inflación y tarifa. Si no tenemos una actualización de la tarifa que compense los costos es muy difícil operar. Será un año político y la renegociación del precio, con el uso que se hace de eso para anclar la inflación, más la incertidumbre del panorama económico hacen un año mucho más complejo. El ajuste de tarifa posiblemente se haga, pero no sabemos si compensará la inflación pasada y la que transitaremos el año próximo.

Estimamos un año más complejo que al actual, de muchísimo trabajo. Esperamos culminarlo con una tarifa acorde a la inversión y la actividad de la empresa y eso haría cerrar el año mejor que este... pero no creo de ninguna manera que esa renegociación sea antes de las elecciones de octubre. Por lo cual, durante 10 meses tendremos una tasa que de ninguna manera reflejará las condiciones de operaciones ni cubrirá los costos.  


“El 2022 fue caótico: comenzó bien, pero luego se desplomó”