Ingresos Brutos, el impuesto regresivo, la base de las cuentas públicas
Recaudación de ATER

Mientras la recaudación del primer cuatrimestre de Entre Ríos cayó casi 25 puntos respecto al año pasado, el impuesto a los Ingresos Brutos –que debía ser eliminado en 2020 por regresivo-, sigue siendo la principal fuente de ingresos para las arcas provinciales. 

La recaudación en Entre Ríos comenzó muy bien en enero sosteniendo más del 70% de incremento interanual que había logrado durante todo el 2021. Pero, en los meses siguientes, los números empezaron a declinar y en febrero el incremento interanual fue solo del 51%, en marzo trepó hasta el 60%, para volver a caer abruptamente en abril al 21% interanual con una recaudación que sumó $5.949,2 millones frente a los $4.917,9 millones de abril de 2021. 

En el primer cuatrimestre, Entre Ríos lleva recaudados $25.223 millones frente a los $16.963 millones, representando un 48,2% más de incremento interanual.

El Gobierno de Entre Ríos había cerrado 2021 con un anuncio entre bombos y platillos, cuando comunicó que no cobraría más el impuesto Ley 4035 para “aliviar las cargas impositivas” que sufre cada mes el sector privado. Lo que no explicó fue que ese impuesto casi no revestía importancia para las arcas provinciales y, paralelamente, ajustaba alícuotas de ingresos brutos a varios sectores comerciales que compenzan con creces ese “esfuerzo” de derogar la Ley 4035.

El Consenso Fiscal firmado en 2017 establecía una serie de compensaciones para las provincias desde ese momento para llegar al año 2020 con la eliminación del impuesto a los Ingresos Brutos, el más regresivo de todos los impuestos y que genera desigualdades y complejidades importantes entre las provincias.


Ingresos Brutos nunca se eliminó y sigue significando el mayor ingreso para las arcas de todas las provincias. En Entre Ríos, en 2021 representó el 66% del total de la recaudación del año. Y en los primeros cuatro meses de este 2022 ya subió 4 puntos más y explica el 70% de toda la recaudación del año de ATER, con $17.456 millones de los $25.223 totales que se llevan recaudando.

El mes de abril tuvo una retracción del 18% frente a lo ingresado a las arcas provinciales en marzo, pero si solo tomamos Ingresos Brutos, el incremento de marzo a abril supera el 16%.

Con una inflación creciente, impuestos regresivos como Ingresos Brutos implican acompañar el aumento de precios y presionar más los bolsillos ya flacos de los asalariados. Como el tero, mientras las autoridades gritan sobre la necesidad de control de precios constantes, se benefician directamente con la recaudación que implican esos aumentos. 

Alto déficit y jubilados más jóvenes
Jubilaciones provinciales