Hoy no hay facilidades para tomar nuevo personal
Francisco Laporta, Director de Agrolac

Paraná. Agrolac es una empresa que comercializa y distribuye implementos para el sector lácteo, para tambos e industrias.


En líneas generales nos fue bien. Fuimos declarados como actividad esencial y eso ayudó, pero complicaron todas las barreras internas que tuvimos en la provincia. El cambio más importante fue en logística. Se complicó la distribución por la falta de permisos de circulación, de hotelería y demás. Lo que más cambió fueron las comunicaciones. Ya todo el mundo se acostumbró a realizar pedidos en forma electrónica, y eso seguramente quedará así; pero la logística de los envíos, eso sí fue un problema.

En relación a la capacitación, en la empresa estamos haciendo varios cursos no presenciales sobre innovación en productos, en logística y en marketing. Estamos tratando de entender los cambios que vienen y de qué manera adaptarnos para incorporarlo a nuestros clientes. 

Para el 2021 vemos un año de crecimiento, lento, pero sostenido en la industria. Si bien hay inversiones paradas por la falta de financiamiento, cuando esto se dé, va a haber más inversiones. La necesidad tecnológica en los tambos es algo latente.

Las preocupaciones de la empresa ya son históricas y vienen repitiéndose en todos los últimos años. El principal es la alta carga impositiva para quienes estamos dentro del sistema, además de las dificultades y miedos que conlleva incorporar nuevo personal. Nosotros tenemos posibilidad de crecimiento, pero no hay facilidades para tomar nuevos empleados. Además, en las condiciones actuales, es complejo. Hoy está prohibido despedir un empleado, pero además, de poder hacerlo, puede generar un problema muy serio para cualquier PYME como la nuestra. Es indispensable que nos demos una discusión sobre este punto y nos pongamos a pensar soluciones.

El 2021 será complicado, sobre todo hasta que llegue la vacuna. Hemos aprendido a convivir con esto y tengo esperanzas de que puede ser un año mejor que el presente.

Se crean impuestos que gravan la producción y no al capital especulativo
Ricardo Guimarey, Presidente de Laboratorios Lafedar