Hacer tangible lo intangible
Distrito del Conocimiento

Es un espacio pensado para impulsar las Industrias Culturales y Creativas junto a la implementación de un sistema de Vigilancia e Inteligencia Estratégica aplicado a videojuegos para el desarrollo del Distrito de la Economía del Conocimiento de Paraná; impulsando el desarrollo, la innovación y la creatividad en toda la cadena de producción, posicionando a la capital provincial y la zona.

El Distrito del Conocimiento de Paraná es un entorno diseñado para el desarrollo de iniciativas inteligentes basadas en el conocimiento, con capacidad de liderar procesos económicos y sociales. Para lograrlo la Comuna paranaense se apoya en el trabajo colaborativo con las instituciones científicas y tecnológicas, la expertise empresarial y financiera de las empresas y el impulso institucional de las entidades públicas de gobierno.


“Desde la sanción de la Ordenanza 9991 en 2020 a la fecha, ha habido muchas iniciativas por parte del Municipio, incluso de la subsecretaria de Ciencia y Tecnología y de organizaciones privadas, empresariales y de ciencia y tecnología. Tuvimos demanda de empresas y organizaciones de la economía del conocimiento para la radicación en el Distrito y eso nos da una pauta para ir viendo cuáles son las necesidades y, al mismo tiempo, ir haciendo un rediseño al decreto reglamentario, porque se ven algunas dificultades, pero nada que complique la radicación”, comenzó explicando el subsecretario de Ciencia y Tecnología de Paraná, Diego Álvarez Daneri.

El funcionario subrayó que “hay mucha voluntad e interés” en participar y ser parte del Distrito. No sólo por los beneficios fiscales que ofrece poder estar dentro, “sino también por la sinergia que se tiene entre los distintos actores de la economía; con emprendedores, organizaciones científicas y académicas que están presentando proyectos, como la UTN y el INTI Paraná”, mencionó. 


Transferencia de terrenos

Un aspecto, que no es menor, es la radicación física del Distrito. Para ello, la Comuna paranaense aspira a acceder a terrenos que actualmente pertenecen a gobierno provincial y que ya están comprometidos formalmente, mediante un proyecto de ley que cuenta con media sanción en la Legislatura y sobre el que aguardan que reciba sanción definitiva que en las primeras sesiones ordinarias de este 2022. Así, los inmuebles serían transferidos al Municipio para comenzar a consolidar y mostrar cuánto se puede hacer en la zona.

“Es un tema que nos está ocupando, porque es fundamental poder disponer de esos terrenos provinciales y hacer uso de los espacios para poder potenciar al Distrito, que si bien es un área geográfica donde lo más importante es lo intangible, la infraestructura le dará visibilidad”, evaluó el subsecretario de Ciencia y Tecnología de Paraná.

El Distrito del Conocimiento de Paraná se proyecta en la entrada a la ciudad, ingresando por el Túnel Subfluvial desde la provincia de Santa Fe, rodeado por Puerto Sánchez, las playas del Thompson y el Golf. Está en un lugar estratégico y de fácil acceso a Paraná, a cinco minutos del centro, a 10 kilómetros del Aeropuerto “Gral. J. J. Urquiza” y a 40 kilómetros del Aeropuerto “Sauce Viejo” de Santa Fe. Al lugar llegan diferentes medios de transporte públicos.

El lugar está pensado por su accesibilidad y conectividad, además de contar con un entorno natural y con cierto aislamiento de la dinámica urbana diaria; incluso, hay espacios flexibles de recreación, alojamiento, gastronomía y para reuniones de negocios.

“Consideramos que el Distrito del Conocimiento en Paraná está en un punto geográficamente estratégico, pensando en el corredor tecnológico entre Santa Fe, Paraná y Oro Verde con las instituciones científicas y académicas (UNL, Conicet, Parque Tecnológico del Litoral Centro), las empresas que desarrollan software, las firmas ligadas a la aplicación médica y farmacéutica, biotecnología. Hay mucho potencial y talento en toda la región”, enfatizó el funcionario.

De hecho, uno de los aspectos que más ha sorprendido es la cantidad de potenciales empresas que podrían desarrollarse en este ámbito, con numerosos emprendedores y jóvenes que están utilizando el conocimiento, el software y la tecnología –sobre todo en la generación de videojuegos- con una proyección muy interesante a nivel mundial.

“Los videojuegos están dentro de la industria creativa y audiovisual y hay mucho interés”, confirmó Álvarez Daneri.  “En esta industria nos sorprendió el talento que hay en Paraná; tuvimos reuniones con representantes del sector que son muy jóvenes y sus demandas nos hicieron dimensionar el potencial”, enfatizó.


Ejes y componentes

El proyecto “Desarrollo de un FABLAB para Industrias Culturales y Creativas junto a la implementación de un sistema de Vigilancia Tecnológica e Inteligencia Estratégica (VT-IE) aplicado a videojuegos en el Distrito de la Economía del Conocimiento de Paraná” contiene dos componentes básicos: la fábrica laboratorio de videojuegos (FABLAB), y vigilancia tecnológica e inteligencia estratégica.

En tal sentido, el primer componente proyecta desarrollar un espacio destinado, principalmente, al desarrollo de la Industria del Videojuego donde los usuarios podrán experimentar, construir, desarrollar, testear, aprender y compartir conocimientos. Todo esto apoyado en un espacio con todos los elementos tecnológicos necesarios para el desarrollo técnico de la actividad; que permitirá reunir iniciativas vinculadas a la programación, al desarrollo gráfico, a la creación musical, entre otras disciplinas.


El segundo componente articula al espacio FABLAB, un área de vigilancia tecnológica e inteligencia estratégica (VT-IE), orientada a las industrias creativas y culturales (videojuegos) y al desarrollo de software como servicio de asistencia a empresas y emprendedores.

Al respecto, Álvarez Daneri hizo hincapié en la acreditación de un fondo de 20 millones de pesos por parte del gobierno nacional, a través del Ministerio de Desarrollo Productivo, el cual junto con la Asociación de Videojuegos de la Argentina (una incubadora aceleradora de videojuegos) desarrollaron uno de los componentes de este proyecto que es un FABLAB para industrias creativas con foco en videojuegos, “que les da espacio y herramientas para que haya creación y desarrollo de manera creativa de nuevos productos, servicios, donde haya testeos y pruebas, tanto de música como de cuestiones artísticas”.

El otro factor es de vigilancia tecnológica e inteligencia estratégica -también ligada a la industria creativa-, para saber qué está pasando en el mundo respecto de la industria creativa de los videojuegos, cuáles son las nuevas investigaciones, productos y desarrollos, y si hay protección y patentes.


Paso a paso

Este proyecto está pensando en etapas. La primera se vincula a la infraestructura civil y para ello se piensa en contenedores reciclados, reforzando la idea de sustentabilidad que propone el Distrito. 

Luego el equipamiento, acompañado de una tercera parte que supone un protocolo de uso del laboratorio de fabricación digital. “Todo esto lo haremos en conjunto con la Asociación de Videojuegos de Argentina, con quienes tenemos una retroalimentación en cuanto a los aspectos específicos al momento de la adquisición de tecnología y su uso”, detalló Álvarez Daneri.

“Nuestra perspectiva del desarrollo social y económico de Paraná incluye la idea de satisfacer la creciente demanda en la población de bienes y servicios especializados de alta tecnología. A tal fin se requiere un cambio de paradigma sobre el modelo de desarrollo agroindustrial que históricamente caracterizó a la economía social de las ciudades del Litoral argentino. Paraná se posiciona favorablemente en este contexto, gracias a que la ciudad cuenta con un importante desarrollo representado por empresas de base tecnológica (EBT) productoras de software, tecnología biomédica, servicios biofarmacéuticos, electrónica, telecomunicaciones, servicios audiovisuales, entre otros”, insistió.

En este contexto, el importante conglomerado de universidades, aportan recursos altamente calificados que potencian y fortalecen este circuito virtuoso. “Construir el Distrito del Conocimiento impone los desafíos de la articulación, de la colaboración, de la sostenibilidad, de la sustentabilidad, de la eficiencia y eficacia, de la flexibilidad, en pos del desarrollo integral de la región”, avizoró.


Financiación 

Las inversiones para montar un parque industrial son millonarias. No obstante, en la economía del conocimiento la infraestructura es más básica: se requiere, esencialmente, de conectividad y, claro está, de inteligencia. Incluso, estas empresas no tienen la dinámica tradicional (con movilización de personal, equipamiento e infraestructura), sino que es un equipo emprendedor con computadores e instrumentos tecnológicos. 

“Sabemos que lo más importante es la conectividad y es lo que planteamos como garantía en el proyecto, con fibra óptica ampliada hasta ese espacio”, anticipó Álvarez Daneri.


Concurso Ideas de Negocios 

El Municipio, a través de diferentes ideas y concursos, ya comenzó a visualizar los potenciales que tiene este sector. Para eso ya se realizaron dos ediciones con ideas de negocios “muy interesantes” que se están fomentando para que puedan convertirse en emprendimientos y así avanzar un poco más.

Ya está en proceso de licitación de la obra de construcción de un espacio de Coworking de 150 metros cuadrados. 

Actualmente en la Zona Túnel Subfluvial ya se cuenta con fibra óptica que abastece al Hotel Posta del Sol y anexos, con posibilidades de expansión.

El Polo Tecnológico del Paraná, asociación que reúne a empresas del sector TIC y Bio, posee sus oficinas funcionando en el Distrito.

El Colegio de Profesionales de Ciencias Informáticas de Entre Ríos tiene sus oficinas en el Distrito.

Existen terrenos fiscales y se ha hecho contacto con propietarios privados que han manifestado su interés en desarrollar proyectos en bienes raíces para el desarrollo del Distrito.

Hay un Hotel emblemático que se encuentra en proceso de reconversión en parte de sus instalaciones para el uso de empresas de base tecnológica y organizaciones basadas en el conocimiento. 

En un salón denominado “La Candela” existe un estudio de insonorización y proyecto de tabicado interior y está a disposición para la radicación de empresas de base tecnológica.

La empresa DominguezLab cuenta con el proyecto completo para la instalación del Centro de Investigación Avanzado en Salud y hay un proyecto de ordenanza del Municipio para el ordenamiento urbano (servicio sanitario, iluminación, vial, espacios verdes, transporte y catastro) e impositivo.

La UTN Facultad Regional Paraná cuenta con el Proyecto completo del Centro Experimental de Fortalecimiento Académico y está gestionando los fondos.

Se están realizando gestiones ante la Empresa de Energía de Entre Ríos para instalar Eco Ruta (red de estaciones de carga para autos eléctricos) en el Distrito, dada su ubicación estratégica en la cabecera paranaense del viaducto Hernandarias, que se encuentra en evaluación. Asimismo, hay un proyecto de instalación de paneles fotovoltaicos en los techos de La Candela.

Asimismo, está en elaboración un programa de implementación de vigilancia tecnológica e inteligencia estratégica para el Distrito aplicado a emprendimientos TIC y de industrias creativas junto con el INTI. 


Capacitación

El otro aspecto clave del proyecto, un eje más de trabajo que comenzará a ejecutarse en los próximos meses, es la capacitación, “porque es una industria que requiere formaciones específicas, es una industria que promete mucho en la región porque la materia prima, las personas, la capacitación y educación de esta zona es ideal para este tipo de economía”.

El propósito es identificar a los potenciales emprendimientos con base científica y tecnología para apoyar y lograr que se instalen en el Distrito. “Eso va a generar valor, mano de obra, trabajo de calidad”, proyectó el funcionario. 

Actualmente, hay en ejecución tres programas de capacitación que denominamos Oficio de la Economía del Conocimiento. “Cualquier industria tradicional requiere de ciertos oficios y las industrias del conocimiento también”.

Ya se iniciaron la formación en instalaciones de redes, en micro servicios de programación, investigación clínica, y desarrollo de videojuegos (software y gestión). 

Anteriormente, promovieron capacitaciones más básicas sobre informática, donde contaron con 600 inscriptos de los cuales poco más de 100 concluyeron obteniendo un certificado acreditado; y de ese total, algunos pudieron acceder a Argentina Programa (un curso nacional donde te dan nociones básicas y avanzadas en programación).

A fin de año terminó el Concurso de Ideas de Negocios donde hubo cinco ganadores con emprendimientos ligados a la economía del conocimiento con distintos campos de aplicación (salud, agro, medicina, empresario, e-commerce); se seleccionaron 10 de los 39 inscriptos, se les dio una instancia de capacitación en modelo de negocios y se los vinculó con otras entidades. Tres fueron los ganadores y hubo dos menciones especiales. 

“Esto nos sirve no solo por el apoyo y la financiación, sino también para ver qué pasa en Paraná y los alrededores y así dimensionar cómo podemos retroalimentarlo y que esta rueda siga funcionando”. 


Concurso Ideas de Negocios “Segunda Edición”


Tuvo 39 inscriptos y 10 finalistas

Se realizaron actividades de capacitación y acompañamiento para todos los finalistas a cargo de la Subsecretaría de Ciencia y Tecnología de la Municipalidad. Además, según requerimientos particulares se sumaron mentorías enfocadas para cada grupo emprendedor.

Presenciales: 3 (metodologías agiles y comunicación)

Virtuales: 3 (metodologías agiles y comunicación)

Mentorías personalizadas: 8 (marketing digital, consumos culturales en redes sociales, valorización de intangibles, política de implementación de propiedad intelectual, desarrollo de mercados, turismo y cultura, videojuegos, metodologías ágiles para modelos de negocios, agro negocios).

Se trabajó en conjunto con la Subsecretaría de Emprendedores de la Secretaría de la Pymes y los Emprendedores del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, sumando al proceso tres módulos de capacitación virtuales (Detección de oportunidades y generación de ideas/ Generación del modelo de negocios/ Estrategias y herramientas comerciales y de comunicación para el emprendimiento). Estas capacitaciones fueron para la totalidad de los finalistas.

Las “ideas proyectos” presentadas las clasificaron por campo de aplicación y en campo de desarrollo tecnológico: 

  • Salud, educación, cultura, seguridad, energía y ambiente: 42%

  • Turismo, gastronomía o servicios profesionales en general: 25%

  • Comercio, industria, finanzas, agro negocios: 25%

  • Otros campos de aplicación: (construcción, servicios profesionales, gestión): 8%

  • Software y tic: 50%

  • Robótica, inteligencia artificial internet de las cosas: 10%

  • Videojuegos social media y entretenimiento: 30%

  • Ingeniería, energía, industria, alimenticio: 10%


Normativa

El 15 de octubre de 2020 el Concejo Deliberante de Paraná aprobó la Ordenanza Nº 9921 “Promoción de las Empresas Basadas en el Conocimiento” que crea el Distrito del Conocimiento de Paraná, y el 19 de enero de 2021 se firmó el Decreto que reglamenta la normativa.

Más de $900 millones en contratos legislativos
Legislatura provincial