“Faltan liderazgos y acuerdos para enfrentar los problemas”

Celeste Valenti, socia gerente de Cremigal SRL

Cremigal es una industria láctea que elabora quesos, yogurt, dulce de leche, crema, postres y leche en polvo para el mercado interno y externo.


Cerramos un año con balance positivo, podríamos decir. Nos costó muchísimo más vender; la inflación no permite acompañar cada incremento de los costos con precio, reparamos esa caída de rentabilidad incrementando los volúmenes y eso nos permitió expandirnos. Durante el año pudimos poner en funcionamiento dos robots que nos permitieron ordenar y agilizar los finales de línea de sachet de yogurt, potes, quesos y leche fluida, armando los pallets. Durante el año lanzamos dos nuevos productos: el queso crema y el yogurt con aritos de colores. Y relanzamos toda la línea de yogures light.

Las ganas emprendedoras siempre están y al tener un gran equipo humano trabajando a la par te incentiva a encarar cada dificultad con mejor ánimo. Como te decía, este año hicimos inversiones importantes con los robots de finales de línea y necesitamos renovar algunos equipos para la quesería y avanzar con un depósito inteligente. 

Este año seguimos creciendo en personal y se habrá incrementado en un 7% aproximadamente. Lo bueno es que casi no tenemos rotación de gente. 

La principal preocupación para el 2023 es la inflación y cómo está repercutiendo en el ánimo de la gente. Si a eso le sumamos que no tenemos un rumbo para nada claro como país, que faltan liderazgos y encima la política no se sienta a buscar los mínimos consensos posibles para enfrentar los principales problemas, nos queda por delante un año sumamente complejo de atravesar. 

Por nuestra parte vamos a hacer lo que nos toca. A pesar de todo seguiremos invirtiendo y tratando de ser más eficientes dentro de nuestra planta. La venta va a costar mucho más todavía y nos va a costar mantenernos y mucho más crecer, porque la informalidad está aumentando y ante eso es muy difícil competir. Por eso, creo que el 2023 no será mejor que este año que termina.

“Venimos postergando las soluciones de fondo y eso, en un año electoral, genera una preocupación adicional”