Están dejando que las empresas de biodiesel nos fundamos
Matías Bolzán, Presidente de BioNogoyá SA

Nogoyá. BioNogoyá es una industria que produce biodiesel para el mercado interno e integra otra empresa que recupera la glicerina para el mercado exterior.

 

Fue un año muy malo. Estamos con la planta totalmente parada desde el mes de agosto. Los meses anteriores trabajamos al mínimo posible. Tenemos la sensación de que el Gobierno está dejando que las empresas de biodiesel nos fundamos. En el mes de diciembre del año pasado fue el último mes que el gobierno publicó el precio para nuestro producto, que integra el corte obligatorio que debe llevar el gasoil en nuestro país. Somos la única empresa, de las declaradas esenciales en el primer decreto presidencial, que no hemos podido volver a trabajar. Recién en el mes de octubre se publicó un precio, pero que no alcanzaba a pagar ni siquiera los costos de la materia prima. Por eso hoy, ninguna planta de biodiesel del país está produciendo y el Gobierno incumple con la Ley 26093, tirando por tierra el tan aclamado federalismo y beneficiando a las grandes empresas petroleras.

Con la pandemia aplicamos todos los protocolos necesarios. El trabajo en la planta tiene muy poco contacto entre las personas. Al estar casi parados tampoco hemos tenido mucho riesgo dentro de la planta. Solamente le hemos dado servicios a la planta de Glicopharma cuando se conseguía glicerina de otros lugares del país para procesar, pero también la actividad fue baja.

Hoy no tenemos ningún tipo de seguridad jurídica para proyectar nada. El propio Estado es el principal incumplidor de las leyes que sanciona. Brasil está teniendo récord de producción de biodiesel. En nuestro país una brecha enorme entre el petróleo y el aceite de soja. Nosotros entendemos las reglas del juego, pero no cuando no se cumplen. 

Por eso, el 2021 es un año de incertidumbre total. Por el bien del federalismo deberían dar una solución urgente a las 28 PYMES que estamos en esta condición. Le damos trabajo a mucha gente, no nos dejan trabajar y nos quieren fundir para liberar el negocio para las grandes petroleras.

Además de la preocupación por la falta de precio, el tema impositivo es la otra cuestión…, pero para que eso sea problema, primero debemos poder facturar.

Como directores, debemos prepararnos para entender todos los cambios que están pasando
Claudio Lambert, Director de Lambert