“En los últimos meses se sintió un freno de las ventas”

Claudio Lambert, director de Lambert Hermanos

Lambert Hermanos es una fábrica de acoplados, semirremolques y carrocerías


El balance del año se puede decir que termina siendo positivo en cuanto a las ventas. Arrancó con la inercia positiva que dejó el 2021 y se fue complicando en la segunda mitad hasta los últimos dos meses que se endureció más. Lo que sí, tuvimos muchos problemas de abastecimiento de materias primas. 

Como inversión importante, lo principal es haber logrado automatizar una línea con un robot de plegado.

Las ganas emprendedoras no se pierden. Es cierto que hay como dos canales, uno que es el día a día donde hay veces que te dan ganas de parar todo, pero al mismo tiempo las ideas no paran y queremos seguir haciendo cosas. Lamentablemente seguimos metidos un 80% en la coyuntura que nos acapara cada vez más y no nos permite dedicarnos a nuestro verdadero negocio. Si nos dejaran trabajar más tranquilos seguramente emprenderíamos más cosas. 

La planta de personal se incrementó este año entre un 5 y 10%. Ya somos unas 180 personas directas y casi otras 30 en otra parte. 

Inversiones siempre tenemos en estudio. De acuerdo a cómo arranque el 2023, que para nosotros es el mes de marzo, veremos qué podremos llevar adelante el año próximo.

La principal preocupación sigue siendo la incertidumbre económica y el abastecimiento de materias primas. A eso se suma la situación del clima y la sequía que puede condicionar mucho la actividad del campo. Y como si fuera poco, será un año electoral.

Nuestras perspectivas nos hacen mirar a cómo termina este año para entender cómo arrancará el próximo. Esperemos que este año no se dé así y sea más parecido al año de la pandemia, cuando en abril se dio un incremento de la demanda muy fuerte. Pero en realidad creo que el 2023 será un año mucho más duro que este que termina. No creo que sea mejor.

“Faltan liderazgos y acuerdos para enfrentar los problemas”