“En lo interno tenemos buenas expectativas para 2022”

Paraná / Nexo SA

María Eugenia Hillairet: Vicepresidente de Nexo SA. Fábrica de aberturas de acero, aluminio y PVC lideres en el mercado argentino.

Este 2021 ha sido un año en el cual hemos tenido una actividad con un flujo más estable respecto del año pasado. Hemos redoblado nuestros esfuerzos en acompañar las tendencias del mercado y a nuestros clientes, con lanzamientos realmente muy interesantes. Incrementamos nuestras exportaciones y gratamente fuimos distinguidos con el Premio Exportar en su edición 2021, lo que nos llena de orgullo y nos impulsa a ir por más en el camino de elaborar productos para mercados extranjeros.

La elevada inflación genera una caída del poder adquisitivo de una franja importante de clientes finales que, sumado a la falta de crédito, frena el crecimiento de la construcción de los sectores menos pudientes. Esto afecta el volumen de los productos destinados a ese sector. El otro gran problema de este año ha sido la dificultad de contar con determinados insumos, invertir en tecnología o repuestos importados, y la falta de claridad para poder planear escenarios a futuro.

La coyuntura se ha absorbido buena parte de nuestro tiempo que antes destinábamos a pensar el negocio. Hoy estamos trabajando con una capacidad del 80%. Considero que la actividad va a crecer unos puntos más el año que viene y en cuanto al personal, es posible que acompañe esta tendencia.

Internamente tenemos muchos planes en marcha y buenas expectativas para comenzar el 2022. En cuanto a la macro, hay más dudas que certezas por lo cual no me animo a decir cómo será el año próximo. Creo que es fundamental que haya acuerdo con el FMI y un plan claro de desarrollo para la Argentina. Necesitamos un plan único de país en el que los partidos políticos acuerden las cuestiones claves. Veo con preocupación cómo se eleva la presión fiscal y parece ser la variable de ajuste para no hacer los ajustes fiscales necesarios en todos los niveles de gobierno. Esto no lleva a buen puerto y daña, no solo el presente, sino el futuro de las inversiones en el país.

Creo que Argentina sale adelante si la política puede pensar al país más allá de una elección. Acuerdos reales que miren a los argentinos y piensen como desarrollarnos en 20 años. Para esto es necesario una mirada federal y sincera sobre lo bueno, lo que se necesita solucionar y lo potencial que tiene cada región de la Argentina, su gente y su entramado productivo y de servicios. Es necesario mejorar la infraestructura en general (en todas sus dimensiones) para generar mejor producción y así nuevos empleos formales. El foco tiene que estar también en la educación. El mundo actual no se concibe sin ella. Nuestros jóvenes necesitan formarse para salir de la pobreza y la falta de oportunidades.

“La voracidad impositiva no te deja levantar los brazos.”