“En Argentina el vidrio tiene mucho por crecer”

Paraná / Vitrex SA

Martin Miraglio: Presidente de Vitrex SA. Empresa dedicada a procesar vidrios destinados a la arquitectura.

Fue un buen año en el cual pudimos crecer en clientes, incrementar las zonas y tener un mayor nivel de despacho de productos. Lo negativo estuvo en la disponibilidad de materia prima. Si hubiéramos tenido más producto para ofrecer seguramente lo hubiéramos vendido. Hoy estamos trabajando con un cupo determinado por el proveedor que está limitado, por un lado, por la importación de insumos y después porque nunca logró recuperarse de los 60 días que estuvo parado por la pandemia el año pasado.

Nosotros estamos terminando una inversión importante este año en la cual construimos la segunda nave industrial y trajimos una nueva línea de producción que comprende un horno para templar el vidrio. Los equipos ya están ubicados en la planta y falta llegar en los próximos meses los técnicos chinos para ponerla en funcionamiento. Esta planta de templado calienta el vidrio a 800 grados y baja rápidamente la temperatura. Con ese proceso se tensa y se convierte en un vidrio de seguridad, con aplicaciones para varias industrias más de las que estamos atendiendo hoy. 

El principal problema pasó por el abastecimiento de materia prima y de otros componentes e insumos para la elaboración de los DVH (Doble Vidriado Hermético).

Lamentablemente, cada día nos metemos más en resolver problemas de la coyuntura que del propio negocio. Hoy estamos trabajando en dos turnos con una alta capacidad de producción y el personal se ha mantenido estable. Seguramente, el año próximo con la puesta en funcionamiento de la nueva línea de vidrio templado, tengamos que tomar más personal. 

Esperamos un buen año, similar a este que termina. Esperemos que nos permita seguir creciendo. Tenemos el desafío para desarrollar la nueva línea de templado y ver cuáles son los nuevos negocios que podremos concretar con este nuevo producto. Además, con VASA inaugurando su nueva planta industrial, desde el segundo semestre podría solucionarse el tema del abastecimiento de vidrio, lo que nos permitiría trabajar mucho más tranquilos. En la Argentina, comparado solo con los países de la región, el vidrio tiene mucho por crecer. A largo plazo hay un potencial enorme en el mercado argentino. 

La preocupación pasa por la macro. Estamos en el rubro de la construcción y la inflación o cualquier devaluación nos pega fuerte. Con los niveles inflacionarios que traemos y los proyectados, cada vez queda más gente por debajo del nivel de compra. 

“Argentina se la tiene que hacer más fácil a los emprendedores”