En 8 meses se recaudó más que todo 2020
ATER

Al finalizar el mes de julio la recaudación de la Administradora Tributaria de Entre Ríos llevaba un incremento interanual del 69% y el total del año pasado fue superado durante el mes de agosto. ¿Inflación? ¿Mayor actividad económica? ¿Mejora de la fiscalización?

Los números publicados por el Ministerio de Economía, Hacienda y Finanzas de Entre Ríos muestran que la recaudación propia de la provincia alcanzó en los primeros siete meses del año los $31,4 millones de pesos (+69,4%) y quedó a un par de días de superar todo lo ingresado por ATER en el año 2020, que fueron $35,2 millones. El año pasado, ese resultado respecto a 2019 recién se logró dos meses después, en los primeros días de octubre.

Lo cierto es que el mes de julio aportó $5,2 millones, un 72,8% más que el mismo mes del año pasado y un 7% más que el mes anterior. Ingresos Brutos sigue siendo el impuesto por excelencia para aportar fondos a las cuentas públicas y representó el 66% de la recaudación del mes. El otro tributo importante de julio fue el impuesto inmobiliario, con el 19% del total. 

Si tomamos el acumulado de lo que va del año, IIBB lleva aportando el 65%, seguido por el Inmobiliario con el 15% del total y luego el Automotor, con el 10%. El aporte que hace el impuesto a los Sellos tampoco es menor, representando el 7% de los primeros siete meses del año.

La pregunta que siempre nos hacemos es quiénes pagan los impuestos. ¿Son siempre los mismos? ¿Cuánto de cada impuesto queda sin pagarse de cada vencimiento? y ¿cuánto es, realmente, la eficiencia recaudatoria del organismo provincial responsable?

Pedidos de Acceso a la Información Pública

A las preguntas hay que hacerlas a quién corresponde. Y el instrumento para hacerlas y obtener una respuesta precisa existe: los Pedidos de Acceso a la Información Pública, regulados por una Ley, con plazos para la contestación y obligatoriedad de hacerlo. 

Como sociedad no lo usamos. Y esa es una responsabilidad absolutamente nuestra. Sería salir del tradicional “hablemos sin saber” que tanto nos gusta y nos deja cómodos.

En esta publicación hemos comenzado a hacerlo. Con periodicidad. Sobre diferentes temas. Y como recurso indispensable para abordar las notas que publicamos. Y las respuestas aparecen. Y son interesantes. 

Con el tiempo iremos mejorando la formulación de las preguntas formales, lo que redundará en una mejor calidad de información. Y eso estamos aprendiendo. 

En el caso específico de ATER que nos ocupa en esta nota, lo hicimos. Cometimos varios errores de formulación en las preguntas. Confundimos términos técnicos que el abogado encargado de la respuesta del organismo se encargó de detallarnos cada uno de esos errores. Interpretación de por medio, el organismo respondió a casi todo lo que le preguntamos. Seguramente, en los próximos meses, aprenderemos a preguntar mejor para obtener datos más claros y profundos de lo que realmente nos interesa. 

Una sola cosa queremos dejar en claro, antes de entrar al análisis de las respuestas que obtuvimos. En las consideraciones preliminares, el director de Asuntos Jurídicos de ATER Javier Pereyra, explica que “es menester poner de resalto que el acceso a la información pública es uno de los institutos de fortalecimiento de la democracia participativa y un canal de transparencia de los actos de gobierno. No puedo dejar de mencionar, en este aspecto, que esta cualidad ha sido, por decisión política del Señor Gobernador, uno de los pilares sobre los cuales ha basado su gestión...”. Señor Javier Pereyra, usted como abogado debería saber que tanto las normativas constitucionales, leyes o decretos no admiten “decisión política” para su cumplimiento. Se deben cumplir siempre, con voluntad o sin voluntad política.  


Impuesto Inmobiliario

Tanto para este impuesto como para automotores e Ingresos Brutos, básicamente queríamos saber cuánto es el universo de aportantes de cada tributo y cuántos son los que cumplen con el deber formal en tiempo y forma. 

Para el impuesto inmobiliario debemos hablar de “partidas”. La Administradora Tributaria tiene integrada en su nómina 680.039 partidas, subdivididas de acuerdo a la zona geográfica que ocupen. Así, son 546.171 partidas Urbanas, 49.956 Subrurales y 83.912 Rurales. 

De ese total, hay que descontar las propiedades que gozan la exención total del impuesto, que son 25.591 en virtud de la normativa del Código Fiscal. De esa manera, el total de partidas que están en condiciones de aportar al impuesto inmobiliario son 654.448. En la respuesta a nuestro pedido de informe sobre cuántas son las que cumplen con sus obligaciones, la ATER establece ese número en 519.586 (79,4%), promedio de los últimos 5 años.

El listado de exenciones comprende a los inmuebles afectados como bien de familia, a los de las asociaciones gremiales de trabajadores, empresarias o de profesionales; áreas con bosques artificiales; instituciones religiosas reconocidas y cementerios; museos y monumentos históricos; propiedades de ex combatientes de Malvinas; inmuebles de cooperativas y mutuales; las propiedades del Estado en todas sus jurisdicciones y entidades autárquicas; escuelas, partidos políticos y sociedades rurales; bomberos, salud pública, asistencia social gratuita, bibliotecas, actividades culturales y clubes; Cruz Roja, fundaciones y actividad diplomática; sociedades científicas y universitarias, campos con terrazas para la conservación del suelo, régimen de promoción industrial, viviendas de interés social e inmuebles de jubilados y pensionados. 

Para conocer la evolución del cumplimiento en el último lustro en este impuesto, es necesario entender que, si bien la gran mayoría cumple con sus obligaciones en el año calendario de los vencimientos, hay un porcentaje que lo hace por presentación espontánea posterior, planes de regularización o cobro compulsivo de la ATER. Si tomamos solo el año calendario de cada vencimiento, en el año 2016 se cobró el 66,13% de las emisiones; en 2017 el 67,78%; en 2018 el 64,68%, en 2019 el 70,13% y el año pasado (pandemia de por medio), el 66,13%. ATER nos informa que, el promedio de ingreso adicional en los años subsiguientes por la gestión de morosidad agrega un 13,29% más de promedio. Esto indica que el organismo cobra a 4 de cada 5 propiedades en Entre Ríos. 

Impuesto automotor

En este caso debemos hablar de “dominios” registrados en Entre Ríos y por los cuales se liquida el impuesto. La totalidad de vehículos llega a 708.444, pero hay que sacar de ese número aquellos que gozan de la exención en dicho tributo que son 8.966 y que dejan el número en 699.478.

El listado de exenciones comprende a los vehículos de discapacitados, taxis, remises y de transporte de pasajeros; transporte de cargas y vehículos de cooperativas, mutuales, entidades gremiales, religiosas y afectados a la educación pública o privada; comprendidos dentro del régimen de promoción industrial; vehículos de viajantes de comercio, de cuerpos consulares o diplomáticos, de la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande; y de los dependientes del Estado en todas sus jurisdicciones, bomberos, salud pública, fuerzas armadas y demás organismos. 

La evolución del cumplimiento en el impuesto automotor durante el último lustro es, para el año 2016, el 67,09%; 2017 el 68,97%; 2018 el 70,32%; 2019 el 68,84% y en el 2020 (pandemia mediante) el 66,95%. ATER informa una cobranza adicional posterior al año de vencimiento del 12,47% de promedio, lo que ubica el cumplimiento del tributo en el orden del 80,90% de promedio. Al igual que con el inmobiliario, ATER cobra a 4 de cada 5 vehículos. 

Ingresos Brutos

Los Contribuyentes inscriptos se dividen en el Régimen General (71.274), Régimen Simplificado (124.838) y los comprendidos en el Convenio Multilateral (57.833). Todos ellos sumados, dan un universo para ATER de 253.945 contribuyentes para Ingresos Brutos.

El Código Fiscal en su artículo 12º faculta a la ATER a disponer la baja de oficio cuando, tratándose de impuestos declarativos, el contribuyente no haya hecho presentaciones durante al menos 36 meses consecutivos. En la actualidad se encuentran en trámite de baja de oficio 31.700 contribuyentes. 

Nuestra formulación del pedido de Acceso a la Información Pública no ha sido del todo claro por el desconocimiento de los términos técnicos, y la información respecto a este tributo ha sido escueta, por lo que deberemos reformular y ampliar bastante para conocer más sobre el impuesto que aporta dos tercios de los ingresos a las arcas provinciales. 

Ver la nota en formato impreso


Incubadoras y UVT son claves para el éxito
Emprendedores tecnológicos