En 2020 la obra pública se movió poco y nada
Norma Demartin - Paulina Castro de Demartín Hermanos

Paraná. Paulina Castro de Demartin Hermanos SRL es una empresa constructora de obras viales con planta de producción de hormigón y asfalto en el parque industrial de Paraná

 

Para nosotros el 2020 fue un año muy complicado, con escaso trabajo. La obra pública se movió poco y nada, a lo que le sumamos que el tema del pago de Certificaciones de Obra que también tienen retrasos. Los meses de marzo y abril, con el parate y la lenta vuelta a la actividad, complicaron mucho. Para colmo, se agregó el problema con la provisión de ciertos insumos, tanto para la ejecución de obras en marcha como la venta de hormigón. Se cortó la entrega de arena y las cementeras trabajaron varios meses con cupos en la entrega. Un año demasiado complicado.

Por la pandemia tuvimos que cambiar la metodología de trabajo. En la administración hicimos grupos rotativos, en tanto que en obra tuvimos que aplicar protocolos y aprender a trabajar con el distanciamiento, con barbijos y lavado de manos. También cambiamos los horarios, empezamos con uno reducido y luego fuimos ampliando. Reagrupamos el personal y nos adaptamos en la medida de lo posible.

Este año fue atípico y habrá más cambios en la forma de trabajar. No tengo dudas que esto va a tener un impacto, pero en las obras va a quedar la conciencia de trabajar con mayores cuidados. Por ejemplo: antes, a la hora del almuerzo, se juntaba todo el personal; ahora ya no, sólo cada cuadrilla. Ya no se comparten mates, viene cada uno con el suyo, lo mismo con las botellitas de agua. Eso ya quedó instalado.

En cuanto a las capacitaciones, tuvimos que realizarlas todas al aire al libre. Se suspendieron las del salón cerrado. Antes hacíamos actividades de 40 o 50 personas, en cambio ahora los dividimos en grupos de 20, lo que implica más tiempo. Nos capacitamos todos sobre los protocolos, los cuidados, el uso del barbijo, porque al personal hay que remarcarle estas cuestiones. En cuanto a COVID, el riesgo de relajarse en los cuidados es que aparezca algún rebrote. En cuanto al resto de las capacitaciones realizamos actividades sobre el uso de distintos elementos y otras sobre roles en los incendios. Siempre en dos grupos, divididos, uno de 7 a 9 y el otro de 9 a 11.

Las expectativas para el año que viene no son buenas. Yo soy optimista, pero el año pasado también prometieron un Presupuesto con gran cantidad de obras y no pasó nada. Expectativas tenemos, pero sabemos que el panorama está complicado para la Provincia. 

Las preocupaciones de nuestra empresa pasan por el nivel de obra pública porque de eso depende nuestro flujo de trabajo. Tenemos atrasos en los pagos, éste 2020 hubo muy pocas licitaciones y para el 2021 no está claro el panorama. 

Hoy no hay facilidades para tomar nuevo personal
Francisco Laporta, Director de Agrolac