“El sector de la viticultura tiene mucho para darle a Entre Ríos”

Noelia Zapata, Viñedo y Bodega Los Aromitos 

Viñedos Los Aromitos es un proyecto familiar que elabora los Vinos Ára con cinco varietales presentados al mercado.


Fue un año difícil, pero de crecimiento. En lo climático fue muy duro con gran afectación de la sequía para el viñedo. Además, nuestros costos de vinificación están dolarizados y el mercado interno tiene muchas restricciones desde la demanda por el escaso poder adquisitivo de la gente. Pero a su vez, el crecimiento nuestro en calidad y en aprendizaje fue muy positivo, y hasta incluyó participaciones en eventos en Mendoza.

Con el impacto de la sequía el rendimiento por planta es menor. Normalmente hacíamos unos 17-18.000 litros y este año solo hicimos 13.000 litros. Necesitamos realizar nuevas inversiones. Estamos finalizando la construcción de la cava y vamos a construir la bodega dentro de la finca, pero el freno es el costo del dinero: no se pueden pagar las actuales tasas. 

Por el momento no pensamos crecer en personal, tenemos una estructura muy pequeña basada en lo familiar y sólo buscamos trabajadores temporales para la cosecha, dos veces al año.

En toda actividad hay momentos que a uno lo desmotivan, pero el tema del viñedo es algo emocionante. Eso mantiene intactas mis ganas emprendedoras. Siento que tengo tanto por hacer por esta actividad que me hace bien, porque el sector tiene mucho para darle a la provincia.

Para el 2023 nos preocupa mucho el clima. Con la actual sequía nos obliga a regar todo el día. Y, desde lo económico, nos preocupa que crezca el poder adquisitivo de las personas, para que pueda alimentarse bien, pagar sus gastos y darse un gusto de comprar buenos vinos.

Creo que la Argentina debe apoyar más a la producción, con gente que tenga ganas de meterle para adelante y lo que se necesita es producción de alimentos y de bienes y servicios. En la empresa hemos plantado 500 plantas más de las cepas de Chardonnay y Tocai, y seguiremos desarrollando la bodega, por lo que seguiremos capacitándonos porque sentimos que tenemos potencial para crecer. 

Para el año que viene las variables de la economía y del clima son dos cuestiones que no dependen de nosotros, por lo que nos genera incertidumbre. El gobierno provincial ha apoyado mucho a la viticultura local, pero el gobierno nacional tiene muchas tareas para llevar adelante aún.

“Si no solucionan las importaciones, muchas empresas van a parar”