“El mundo vive una realidad muy diferente a la nuestra”

Eduardo Tonutti, presidente de Lácteos Tonutti

Tonutti es una industria láctea que elabora principalmente quesos para el mercado interno y la exportación.


El nivel de ventas fue positivo puntualmente en el primer semestre. Luego aparecieron algunos problemas con la falta de dólares que generó conflictos con los insumos. A este panorama se sumó la seca, que impactó mucho al agro. Sin contar el dólar Soja, si bien benefició a algunos productores, complicó toda la cadena agro productiva de leche, ganadería y sector porcino. 

Las ventas estuvieron en un nivel normal en el mercado interno y para el sector lácteo, Brasil ayudó mucho, con muy buen nivel de ventas hasta el mes de noviembre cuando se frenó la demanda por las elecciones.

En cuanto al personal, tenemos mucha rotación porque no se encuentran trabajadores capacitados. Nos preocupa el profesional que se va a otra empresa o a otros países, ya que hay una alta demanda de ingenieros en el mercado mundial. Perder estos recursos humanos es una realidad en toda la industria.

En cuanto a inversiones estamos parados. Hemos logrado conseguir algunos créditos, pero para cuestiones menores puntuales; no tenemos financiamiento para grandes proyectos. Es algo necesario para estar bien parados ante la competencia, pero las ganas emprendedoras están en modo reflexivo. Hemos crecido en los últimos 30 años, pero a base de esfuerzo y con más preocupación por la coyuntura que por el futuro. Y eso desgasta.

La principal preocupación para el 2023 es la falta de dólares que frenan las importaciones. Hay varias industrias con un riesgo serio de parar por falta de insumos.

Recientemente, participamos de una misión comercial en Singapur y Vietnam, donde vimos realidades de crecimiento al 7% anual, con expansión. Esas ganas de comprar los alimentos que nosotros producimos y de invertir nos muestran que el mundo vive una realidad muy diferente a la nuestra y que podemos ser parte. Honestamente creo que Argentina puede tranquilizar sus variables, resolver sus problemas, lograr consensos necesarios para solucionar problemas de vieja data. El día que deje de creer en eso, cierro mi fábrica.

Optimistas y... ¿testarudos?
Balances y perspectivas