“El emprendedor es quien hace la diferencia en tiempos de crisis”

Gualeguay / Grupo El Rodeo

Agustín Herrero: Presidente Grupo El Rodeo. Conformado por cinco empresas, de las cuales cuatro están directamente relacionadas con la ganadería.

Cerramos un año positivo. De las 5 empresas que componen el grupo, 4 dependen de la ganadería y ese sector ha subido casi a la par del dólar y ha acompañado la inflación. Se mueven los camiones, se mueve el feed lot, se mueve la consignataria. Sin hacer grandes inversiones se pudo seguir trabajando, pagando sueldos, arreglando campos, comprando camiones o camionetas... ha sido un buen año.

Las estaciones de servicios son donde más flojos estuvimos. Hoy estamos regalando el combustible porque no sube al ritmo que tiene que subir para acompañar todos los aumentos. Respecto a la ganadería, el principal problema es la falta de certezas y la poca previsibilidad. Hoy la inflación hace que sea más caro producir un animal gordo para exportación y así sumar más kilos por animal y ganar en eficiencia. No es negocio eso y se llega a los mercados con animales livianos, perdiendo kilos. La inflación corrige y oculta todas las ineficiencias. No premia al que quiere hacer las cosas bien y mucho menos castiga al ineficiente. El resultado es que la Argentina come cada vez menos carne, porque es un producto que tiene la lupa puesta ante cada suba. Todo sube de la misma manera. Y en comparación, como siempre y frente a otros productos como verduras o una pizza, por ejemplo, la carne termina siendo más barata y rinde más. El otro problema es la situación laboral, cómo mantener incentivado al personal, a las 120/130 personas que trabajan con nosotros. La inflación se está comiendo el poder adquisitivo de los sueldos y nosotros como empresa no podemos hacer mucho más. Pagar por afuera sueldos más altos tampoco se puede y los negocios deben ser rentables para que sean sustentables en el tiempo. 

La mitad de nuestro tiempo se dedica a la coyuntura. La ganadería está muy agresiva y todo el tiempo tenés que estar mirando qué jugadores van a poder seguir y cuáles están surgiendo. Estuvimos mucho tiempo frenados y esto arrancó de golpe y a fondo, y la ocasión impacta en cada uno de los indicadores en forma distinta.

No veo en 2022 un año fácil. Hay que mirar para adelante y la ganadería está cada vez más concentrada. Los negocios están cada vez en menos manos. Lo bueno de estos gobiernos es que ponen a disposición créditos con tasas bastante acordes al contexto que estamos viviendo. Después, si te animas a tomarlos, si realmente tenés ganas de invertir, si estás dispuesto a hipotecar campos y asumir riesgos, está en cada uno. Yo soy positivo y optimista por naturaleza. Lo que sé hacer es esto: comprar más vacas, camiones, buscar nuevos clientes. Es lo que sabemos hacer y en eso nos quedamos. Después, lo importante es el talento que es determinante cuando aparece en una empresa de servicios. Tampoco compromiso y sacrificio abundan, pero el talento es el generador de todo. En definitiva, el emprendedor es el que hace la diferencia en estos tiempos de crisis.

Para salir de esta crisis hay que hacer un gran acuerdo político, en el cual Argentina pueda generar riquezas sin abandonar a la gente. Pero sin generar riquezas es imposible salir adelante, no hay otra en ese sentido. La fórmula es trabajo, empleo genuino y condiciones económicas que incentiven ese incremento de producción necesario. Todo el mundo sabe eso, pero nadie “aprieta el botón”.

“Necesitamos consensos, no se sale solo”