“El 2022 fue caótico: comenzó bien, pero luego se desplomó”

Martin Miraglio, Presidente de Vitrex SA

Vitrex SA es una empresa dedicada a industrializar y distribuir vidrios para la construcción, decoración de interiores, fabricación de muebles o cerramientos, entre otras aplicaciones.


El año 2022 fue caótico; fueron dos años en uno solo. Empezó con buena actividad, con el viento de cola de la recuperación luego de la cuarentena, pero desde junio se desplomó: las restricciones a las importaciones nos impidieron comprar insumos, y por lo tanto, vender.

Desde la salida de Guzmán del Ministerio de Economía se frenó el ingreso de materiales importados. A nosotros nos afecta en toda la producción de Doble Vidriado Hermético (DVH), ya que la cámara de aire de este producto lleva insumos del exterior del país. Hay dos importadores en la argentina y ambos están en la misma situación. Esto frena la producción y no se observan mejoras a futuro en el corto plazo.

Nuestra última gran inversión fue el horno para templar vidrios que inauguramos en el mes de marzo, pero llegó el mes de julio y nos pegó un martillazo en la cabeza. Si bien este proceso no tiene insumos de importación, sí se limita ante la escasez de herrajes metálicos y de la caída en la producción de DVH, donde se utiliza mucho el vidrio templado.

Uno siempre está mirando hacia adelante, y si bien la coyuntura te absorbe, las ganas emprendedoras siempre están. Quiero creer que estamos dentro de un ciclo que va a pasar, porque por mucho tiempo más no se puede seguir de esta manera. Siempre hay inversiones en el horizonte, pero para dentro de dos o tres años. Necesitamos una ampliación en metros cuadrados que nos brinde una mayor capacidad de producción, sin incorporar nuevos procesos.

El gran tema del 2023 va a ser el faltante de insumos ante el cupo de importaciones. Otra cuestión a atender es lo que generará el año electoral, para saber el impacto que tendrá sobre las reglas de juego de la economía y, por último, también preocupa lo que pase con la demanda, deberemos evaluar muy bien los mercados para que no falte el trabajo. 

“La seguridad jurídica es nuestro principal problema”