Educación superior
Educación superior
Una política educativa clara determina el rumbo que busca un país. Las herramientas para llevarlas adelante son medidas que incentivan y otras que desalientan los diversos caminos. Ninguna se contrapone con la voluntad o vocación de las personas. El avance del mundo puede ser un condicionante de contexto para mirar hacia dónde apuntar. Hoy, en Argentina y la región, existen claramente diferenciadas las profesiones con más demandas de profesionales. Sin embargo, avanzamos (como en todo) por la propia inercia del tiempo, sin elegir los caminos que verdaderamente queremos o necesitamos transitar.

Por Martin Oleinizak


Ni siquiera es necesario consultar los números estadísticos que expone Sebastián Martínez en la próxima nota sobre qué carreras son las más demandadas hoy.  Todo lo relacionado a las ingenierías, datos, nuevas tecnologías, logística o finanzas generan una rapidísima inserción al mundo laboral de egresados, e incluso para estudiantes antes de finalizar sus estudios.

Y no es una situación solo de nuestro país. En el mundo pasa lo mismo. 

Hoy la tecnología se ha convertido en el motor del cambio en el empleo. La transformación digital ha abierto un enorme campo de posibilidades. Las empresas necesitan perfiles especializados, capaces de comprender nuevos softwares y herramientas de trabajo y dispuestos a mantener un aprendizaje continuo. Y junto a ellos, cualquier sociedad necesita contar con los conocimientos de profesionales en disciplinas tradicionales y básicas para el bienestar y el cuidado general como la Medicina, la Psicología y hasta la Filosofía, que también incorporan los avances tecnológicos a su labor.

Hay nuevas tecnologías. Hay nuevas empresas. Hay nuevas formas de generar valor. Hay un nuevo mundo con nuevos términos o palabras, las cuales a la mayoría ni siquiera conocemos, pero que están impulsando el desarrollo hacia esos lugares. Debemos meternos y conocerlos, para entender lo que viene (o mejor dicho lo que YA está entre nosotros), para ver de qué manera nos sumamos y nos adaptamos en lo que hoy hacemos. 

Es necesario hacer un simple repaso por los sectores principales para darnos cuenta de cuánto está cambiando el mundo y las líneas más importantes que se están trazando.


Fintech

Con un crecimiento sostenido, impulsado por un mercado de las finanzas y los pagos digitales en plena revolución, las Fintech están mostrando todo su potencial de desarrollo, traccionando cada vez más empleo en el segmento de profesionales. En este contexto, se abrirán cada vez más búsquedas, dado que muchas de estas empresas han nacido recientemente y todavía se encuentran en pleno desarrollo de sus equipos de trabajo.

La demanda laboral está centrada principalmente en profesionales del campo de la tecnología, las finanzas y el marketing digital. Los perfiles más solicitados por este tipo de empresas son ingenieros en software, desarrolladores, analistas funcionales, cientistas de datos y especialistas en UX (experiencia de usuario), entre otros. También son muy requeridos los profesionales de marketing digital, nuevos productos, atención al cliente y los expertos en manejo de finanzas y riesgo crediticio.


Comercio electrónico

Al tomar conciencia sobre la importancia de ampliar sus mercados al mundo a través de Internet y la venta online, se generan nuevas oportunidades laborales ligadas a un mix de conocimientos técnicos y comerciales, y ciertas posiciones que se convierten en imprescindibles.

Las oportunidades laborales de este sector están ligadas a posiciones de marketing digital, perfiles de gerente de e-commerce, account managers (gerentes de cuentas), desarrolladores full stack (especialistas informáticos), expertos en UX, analistas de datos, atención al cliente, compradores especiaiizados y logística, así como programadores y diseñadores web, expertos en SEO, SEM y social media, entre muchos otros.

Logística

El sector de logística continúa creciendo a pasos agigantados y con transformaciones y desafíos más que interesantes, a partir de los cambios en las formas de comercialización. Grandes, medianas y pequeñas empresas solicitan día a día profesionales calificados para cubrir diversas posiciones en los centros de distribución y almacenamiento de productos y generan nuevos puestos de trabajo en áreas vinculadas a la clasificación y armado de pedidos.

Energía

Las inversiones que se prevé impulsan la actividad de los diferentes sectores de la cadena de valor de la producción y distribución de energías, que permiten proyectar un sostenido crecimiento de la demanda de nuevos puestos de trabajo de esta industria estratégica para cualquier país. Las búsquedas de perfiles con experiencia en operaciones en yacimientos, supervisores y encargados de plantas, geólogos, ingenieros especializados en gas, petróleo, minería y transporte; técnicos e ingenieros mecánicos, eléctricos, electromecánicos, químicos e industriales crecen cada vez más. Asimismo, y acompañando la tendencia hacia el desarrollo de fuentes de energía renovables, cada vez son más buscados los perfiles especializados en energías renovables, medio ambiente, así como también técnicos y profesionales en higiene y seguridad.

Economía del conocimiento

La generación de empleo en áreas relativas a las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés), y los profesionales de estas disciplinas continuarán entre los más requeridos por las organizaciones para liderar la incorporación de tecnologías como Inteligencia Artificial (AI), machine learning, analítica de big data, automatización de procesos, robótica, blockchain, Internet de las Cosas (IoT), incrementando las búsquedas de perfiles profesionales y técnicos, tanto en los segmentos de software y servicios informáticos, así como en las áreas de biotecnología (uno de los sectores líderes de innovación y crecimiento de empleo), biología, bioquímica, microbiología, bioinformática, biología molecular, neurotecnología e ingeniería genética, entre muchísimas otras. Según un estudio de LinkedIn, el puesto de especialista en Inteligencia Artificial ocupa la primera posición en cuanto a demanda de talento por parte de las empresas.

La tecnología de la información y la capacidad de conectarse y comunicarse es, en nuestro ecosistema actual, imprescindible para que la sociedad funcione. Las telecomunicaciones se han convertido en la base para que las empresas, los gobiernos, las comunidades y las familias para conectarse y compartir información sin problemas. Todos los indicadores coinciden en que los ingenieros de telecomunicaciones seguirán siendo uno de los perfiles más demandados en los próximos años.

¿Qué estudian los entrerrianos?
Educación superior