Arroz Don Marcos lanza “Antojitos”, productos dulces y saludables

En un año marcado por la incertidumbre y la suba de costos, la actual campaña para el arroz fue buena. Pese a la suba de costos por riego artificial, la empresa Marcos Schmukler anunció inversiones en una nueva línea de productos.


A pesar del stress hídrico que sufrió el grano por falta de agua en el último verano, sobre todo en el norte de Entre Ríos y Corrientes, fue una buena campaña para los productores de arroz. Si bien el riego por combustible que se aplica en Entre Ríos encarece también la producción, se lograron muy buenos rindes, sin alcanzar el récord de la campaña 2021.

En este contexto, la empresa reforzó su oferta de snacks saludables con una nueva línea de productos dulces. Los nuevos productos son hechos con harina de arroz, sin leche ni ingredientes de origen animal, tienen solo 90 calorías cada 50 unidades. Vienen en presentaciones de 50 gramos por paquete, con gustos a "Torta de chocolate", "Dulce de leche con merengue" y "Frutilla a la crema".

Se suman a las cuatro presentaciones de tostaditas, y a los snacks salados en sus sabores "Papas fritas", "Jamón ahumado", "Crema con ciboulette", "Finas hierbas" y "Queso cheddar", lanzados en 2016, y las versiones más recientes, "Pizza" y "Mediterráneo", presentados en 2021.

Todos horneados y aptos para celíacos, forman parte de la serie de productos de valor agregado hechos por Marcos Schmukler S. A, producidos íntegramente en su planta de San Salvador, Entre Ríos.

“Los snacks siguen creciendo, porque hay un cambio en la cultura del consumo que valora los productos derivados de la harina de arroz, puntualmente por aquellas personas que tiene intolerancia al gluten. En este sentido, los productos salados se imponen por sobre los dulces, aunque nosotros lanzaremos una línea de productos dulces en las que hay menos oferta en el mercado”, asegura Roxana Schmukler, presidenta de Marcos Schmukler S.A.

El impacto de la coyuntura económica

Si bien el precio del arroz no tuvo la suba que experimentaron este año otros cereales, desde el sector esperan una mejora en los precios internacionales para la segunda mitad del año. La empresa Marcos Schmukler destina el 60% de la producción para exportación y el resto al mercado local. “El mercado interno es muy fuerte para nosotros. Creemos que el precio en góndola va a subir, ya que antes de las últimas subas estaba a 120 pesos el kilo en los puntos de venta, pero para nosotros en fábrica sale a un precio de $62 el kilo”, agrega Roxana Schmukler.

La recuperación de la gastronomía también consolidó la demanda de este producto, sobre todo en las las variantes más premium. “Una de las demandas que más creció tanto en mercados locales como regionales, es el arroz parboil, un tipo de grano que no se pasa y se cocina solo, sin tener que estar atento al punto de cocción porque no se pasa”, finaliza Schmukler.


De la mano de Folmer, la nueva Nissan Frontier llegó a Entre Ríos
Lanzamientos