Una vivienda que se va redefiniendo con su uso
Arquitectura

La vivienda, de 250m2,  se ubica en un lote con una diferencia de nivel de tres metros entre el fondo y la línea frontal de edificación. El proyecto juega con las alturas para desarrollar la planta baja en un mismo nivel de circulación.


En la planta baja tiene toda la parte social y un área de apoyo. Espacios  interiores y exteriores vinculados a partir de aberturas de gran tamaño que permiten una circulación fluida y muy buena visibilidad. 

En Planta Alta cuenta con tres dormitorios y dos baños. Con la particularidad que también tiene el lavadero en ese sector, una zona con mucha proximidad a la circulación cotidiana de la ropa.

La cocina es un elemento articulador entre el estar comedor y toda la galería exterior, que cumple funciones de un “estar exterior”, algo que se utiliza mucho en proyectos como este. Como la cocina queda ligada a toda la vivienda, se diseñaron todos los muebles para que se guarden los elementos y no quede nada a la vista. 

Es una casa que tiene muy pocos meses de uso. Aún le faltan detalles en los mobiliarios y que adquiera el carácter final y definitivo. “Es mejor ir amoblando de a poco, pensando bien cada decisión y evaluar la solución que se necesita”, asegura la interiorista Gabriela Genolet.

La fachada integra elementos geométricos, con volúmenes y distintas texturas, con la presencia de la piedra como elemento de destaque. Los balcones con barandas de vidrio complementan todo el trabajo en el frente. Un rampa hacia la cochera soluciona las diferencias de niveles del lote y permite un ingreso alternativo hacia un hall de distribución que conecta con distintos espacios de la planta baja.

Los pisos, de porcelanato en planta baja y vinílicos en planta alta, son de colores neutros. En paredes también se eligió la tendencia de colores sutiles, de bajo impacto visual. En cuanto a la climatización se optó por una caldera con radiadores de la empresa INECO. 

Los tres baños tienen una impronta estética diferente. El baño social de la planta baja es el que más color suma, a partir de un empapelado que hace contraste con el piso gris. El baño en suite de planta alta incorpora los colores oscuros, con muchos detalles en madera y acero. Una estética sobria y bien masculina, tal como solicitó el cliente. El otro sanitario de la planta alta, que comparten los dormitorios secundarios, fue pensado con una estética más juvenil.

El desnivel del fondo del terreno se solucionó con un cantero que hace de fondo de la pileta y funciona como muro de contención y también ordena la visual de todo el jardín, con una parquización acorde al resto de los espacios.


FICHA TÉCNICA

Vivienda unifamiliar en Paraná
Superficie: 250m2.
Lote:  480m2. (15 x 32)
Proyecto y Dirección de obra: Arqs. Alejandro Suárez y Fernando Pucci.
Interiorismo: Gabriela Genolet
Paisajismo: Silvina Bonnín
Climatización: INECO SRL.


La luz como protagonistade los ambientes
Diseño e iluminación