Una experiencia tecnológica unida a la historia
Museo de la Constitución

Ubicado en la zona de Caleta Sur, a la vera del río y en cercanías al casco histórico de la ciudad de Santa Fe se halla el Parque de la Constitución, para rememorar el proceso histórico que dio lugar al armado institucional de la Argentina y que tuvo a la capital santafesina como protagonista.


El parque propone un recorrido en diálogo permanente con el ambiente natural, con respeto por la flora y la fauna de las islas, con senderos delimitados y zonas inundables. Se emplaza en un lote que supo ser un basural por lo que es un espacio recuperado a la vida urbana de Santa Fe.


En la propuesta se destaca una plaza cívica con tres figuras de acero que simbolizan los poderes del Estado: el legislativo, el ejecutivo y el judicial. Estos tótems, realizados en acero, hunden su base en la Plaza que simboliza el pueblo soberano y presentan una leve inclinación en señal de respeto.

Este sector del parque retoma una idea del proyecto inicial que se pensó en el año 2009. En esa oportunidad, se realizó un concurso público entre arquitectos para construir una biblioteca de la Constitución. Un equipo liderado por el arquitecto Nicolás Gancedo fue el ganador del concurso y de allí se tomó la idea de la actual plaza cívica y del auditorio que retama el recorrido del actual museo.

Para el edificio del museo, se reconfiguró el proyecto inicial ya que los usos diferían bastante. A partir de este punto se convocó al estudio de Héctor Berra, un santafesino que se destacó como productor audiovisual y a nivel mundial por sus proyectos de museos, para que se haga cargo de todos los detalles.


Con conceptos modernos y tecnologías de última generación, la idea del museo como depósito de objetos antiguos quedó en el olvido. "Los museos ya no son un lugar de exhibición de objetos. Hoy el protagonista del museo no es el objeto, sino el sujeto, el hombre. Son más democráticos también porque tienden a ser un centro de interpretación en el que se guíe al visitante, se lo sorprenda al mismo tiempo que se le va contando una historia.", aseguró el propio Berra en una entrevista al diario La Nación.

Enmarcado por el parque natural de 17 hectáreas, el Museo de la Constitución Nacional, es un espacio conmemorativo, educativo y didáctico. A través del recorrido lineal por sus salas, con instalaciones artísticas de vanguardia y distintos recursos tecnológicos, se pone en valor el proceso para el acuerdo más importante de la historia argentina destacando a la ciudad de Santa Fe como escenario histórico.

Diseñado, creado y montado por el equipo de trabajo de Berra Desarrollos Creativos este museo de 2500m2 nos acerca a los principios de nacionalidad, ciudadanía, federalismo y república que rigen la vida nacional desde la sanción de la Carta Magna en la ciudad de Santa Fe, el 1º de mayo de 1853.

Con trabajos pensados para lograr un lugar accesible, se repensaron narrativas para integrar a personas con discapacidad y a los pueblos originarios, con una mirada de género.

Además de las salas con contenidos, que funcionan dentro de una caja negra en la parte media del edificio construido a tal fin, el ingreso y el foyer son lugares iluminados y abiertos al espacio. El edificio se corona con el Auditorio Federal inaugurado en 2017 con capacidad para 200 personas, con un gran telón de fondo que al abrirse permite una vista privilegiada sobre el río y la naturaleza que enmarcan el proyecto.

SALAS

Señales

La ley a lo largo de la historia de códigos y normas que constituyen la base de la convivencia, desde los primeros intentos legislativos del ser humano hasta los modelos que aún hoy orientan a diversas sociedades. En las vitrinas iluminadas puntualmente, se destacan las referencias a la Asamblea de 1813 y una réplica de la estela del Código de Hammurabi. Un recorrido con un sonido envolvente de diversas voces que debaten sobre distintas leyes. 

La Grieta

El conflictivo camino político post Revolución de Mayo. Unitarios y federales, en permanente desacuerdo y lucha. Los bustos de los líderes se dan la espalda a uno y otro, con un uso narrativo de los espejos. Se camina sobre un gran mapa de la región pintado en el piso, partido con una grita real, palpable.

Bases, voces y propuestas

El debate entre líderes políticos de ese tiempo es recreado con un recurso ficcional que permite interactuar a través de pantallas. La mesa de época es testigo de un debate basado en documentos, aportes intelectuales y cartas de Juan Bautista Alberdi, Domingo Faustino Sarmiento, Bartolomé Mitre, Juan Manuel de Rosas y Justo José de Urquiza. 

Retratos de una Nación

Esta sala se compone de rostros y voces de siete mujeres que, protagonizaron los debates y la vida política del proceso en el que se sentaron las bases para la organización nacional. Con obras de Miryam Robbiano, se recrean las ideas de Mariquita Sánchez, Margarita Weild, Aurelia Vélez Sarsfield, Encarnación Ezcurra, Ángela Baudrix, Dolores Costa y de la mujer imaginaria del soldado desconocido.

La ciudad de la Constitución

“Es la sala que más enamora al público. Tiene una línea histórica de la época y una gran maqueta de la ciudad que se complementa con la tecnología del maping”, asegura José Ignacio Piersimoni, mediador del Museo, ante la consulta de Proyectar. La obra permite vislumbrar cómo era la ciudad en 1853. Templos, las casas coloniales y las calles que recorrieron los representantes de las provincias, al realizarse el Congreso Constituyente. 

En una noche de abril

El arte se hace presente en el Museo, con la histórica escena del alegato de Juan Francisco Seguí en respuesta a los argumentos con los que Facundo Zuviría intentaba postergar la aprobación del proyecto constitucional. En el año 1935, el artista Antonio Alice inmortaliza el debate en su obra maestra: Los Constituyentes del 53, que se encuentra en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso Nacional. Una estupenda recreación con hologramas y pantallas primero en blanco y negro y luego en colores, que muestran cómo se concibió la obra.

De todos y para todos, todos los días

Un puente de luz que propone un juego lumínico con derechos y garantías de los seres humanos. La Constitución presente en cada paso, en cada instante de nuestra vida, nos protege y asegura la plena vigencia de las libertades civiles y nuestros derechos fundamentales.  El oscuro pasillo, con música diseñada por el Instituto Superior de Música de Santa Fe, se corona con un holograma de una persona plena de derechos.

Testigos y testimonios 

Se propone un recorrido por el Camino de la Constitución, a través de recursos lúdico- experiencial que rescata la historia de la Constitución Nacional inscripta en la trama urbana de Santa Fe y pone en valor los distintos espacios de la ciudad. Con una serie de pilares que mediante un código QR se conectan con una app que permite jugar con Realidad Aumentada mediante unas tablets que se les entregan a los visitantes. 



Arte en las barrancas del Paraná
Monumento a Urquiza