Juego entre lo antiguo y lo moderno
Reformas

Una vivienda ubicada en el centro histórico de la ciudad de Santa Fe construida hace 70 años fue remodelada para sumar metros cuadrados, ganar funcionalidad en los espacios y modernizar cocina y baños.


El proyecto, a cargo del Estudio Moska, consistió en darle toques modernos respetando el estilo original de la casa que data de la década del cincuenta. 

Una vivienda con tres dormitorios que contaba con una cocina muy pequeña y espacios compartimentados que respondía a espíritu de época. Para cumplir con la demanda del cliente se proyectó ampliar el espacio de la cocina y agregarle un dormitorio en suite a la vivienda. Para esto se amplió la estructura de la losa existente, en un espacio donde había una galería con un toldo metálico.

Para resguardar la identidad original de la vivienda se reutilizaron algunos materiales existentes como los pisos de parqué y aberturas. También se restauraron algunos en madera. En el ingreso resalta la propuesta del suelo con mosaicos en damero. 

La vivienda cuenta con un hall distribuidor en el ingreso, con la escalera principal que se mantuvo con sus materiales originales en mármol. En planta alta se encuentra la habitación principal con vestidor, que se rediseñó con su baño en suite, y dos habitaciones más. 

En planta baja a la izquierda del hall, encontramos el living conectado con un comedor principal por un vano de abertura como falso límite. La cocina, con desayunador, da al patio con una abertura de vidrio repartido negro. Estos dos espacios pueden funcionar juntos o por separados, ya que una gran puerta vidriada brinda estas opciones de integrar o separar los ambientes.


En la cocina, resalta la presencia de lo moderno y las tecnologías contemporáneas. La reforma incluyó la incorporación de mesada y barra de Neolith símil calacata.  Y también un almacén con terminaciones en madera blanca que quedó a la vista y ganó protagonismo en el espacio.


Los baños fueron reformados con diferentes lógicas de diálogo con lo existente. El baño social en planta baja, con una clara estética moderna que se distingue por sus tonalidades con el color azul oscuro como protagonista, con objetos y espejo en dorado. En los baños de planta alta, se sigue la línea general del diseño de la vivienda con varios elementos originales, en sanitarios y bañera.

En la reforma realizada se incorporó la climatización con una caldera con radiadores y se sumó la iluminación led a toda la casa, dejando solamente dos antiguas arañas propiedad de la familia. Una de ellas se ubicó en el hall de ingreso y la otra en el comedor principal.


Ficha Técnica

Tipo: Reforma Vivienda Unifamiliar en Santa Fe.
Proyecto: Arquitectos Pablo Henaín y Nicolás Cheirano (Estudio Moska).
Superficie: 220 m2.
Año: 2021



La dirección de obra, una función clave
Arquitectura