Desde cero
Ambientación

Este proyecto de diseño total de este departamento se realizó en distintas etapas, priorizando la comodidad de su propietario, ya que casi la obra en su totalidad transcurrió con la familia viviendo en el lugar. 

Los principales valores a tener en cuenta en la propuesta integral fueron la funcionalidad, la estética, la materialidad y el buen uso de los espacios.

En la cocina se eligió una estética blanca, 100% donde los espacios logrados se caracterizan por dar una impronta minimalista.

El espacio del living comedor cuenta con elementos de una impronta personal, dándole la identidad propia del cliente.

Se buscó que el verde se integre en el departamento, a través de distintos revestimientos en el balcón.

En el estudio Valentina Domé Arquitectura y Diseño se trabaja de manera personalizada, buscando que cada proyecto sea único y represente a los usuarios.

Foodie, solución para el mercado gastronómico
Tendencias